Romerías

Sevilla enamora

La Hacienda de Torrijos, considerada Bien de Interés Cultural, originalmente fue concebida como fortaleza militar árabe. Aún quedan sus murallas y torres.

Conocida popularmente como la capilla de Jesús de Nazareno, formó parte del convento dominico de San Bartolomé, erigido a expensas de Bartolomé López de Marchena, que en 1542 ordenó su fundación y se destinó al cuidado y fortalecimiento del cuerpo y del espíritu. La capilla debió de construirse en el siglo XVII y sufrió importantes reformas en la segunda mitad del siglo XVIII. 

En 1731, un grupo de muchachos se dedicaban a salir cantando el rosario por las calles «más por diversión pueril que por devoción...». A ellos se le fueron uniendo personas hasta que constituyeron la hermandad de los Servitas cuyo fruto arquitectónico es la iglesia de Ntra. Sra. de los Dolores.

La Capilla de Ntra. Sra. del Carmen de Utrera forma parte del Colegio Salesiano, el más antiguo de la congregación en España, datado de 1881.

La Compañía de Jesús llegó a Utrera fundando un convento con escuela, en cuyo solar se levanta hoy el colegio Rodrigo Caro. De aquel convento se conserva hoy esta iglesia, llamada de San Francisco el Nuevo, además de otras dependencias como sacristía y sala de juntas.

Casa señorial típica sevillana de la primera mitad del siglo XIX, cedida en 1941 por los condes de Gomara a las Hermanas de la Cruz para convento de la orden. Posee portada de estilo neoclásico, vestíbulo y patio central con columnas de mármol.

Se trata de un templo de planta rectangular con artesonado de madera y cubierto con un tejado a dos aguas. En su interior pueden encontrarse dos retablos, uno de los cuales está presidido por la imagen de la Candelera del siglo XVIII y otro por San Bartolomé (siglo XVIII). Entre los lienzos destacan una Piedad, del siglo XVII y San Cristóbal crucificado, del siglo XVIII.