ROCÍO-El Viso del Alcor

Sevilla enamora

La Hacienda de Torrijos, considerada Bien de Interés Cultural, originalmente fue concebida como fortaleza militar árabe. Aún quedan sus murallas y torres.

En 1731, un grupo de muchachos se dedicaban a salir cantando el rosario por las calles «más por diversión pueril que por devoción...». A ellos se le fueron uniendo personas hasta que constituyeron la hermandad de los Servitas cuyo fruto arquitectónico es la iglesia de Ntra. Sra. de los Dolores.

Casa señorial típica sevillana de la primera mitad del siglo XIX, cedida en 1941 por los condes de Gomara a las Hermanas de la Cruz para convento de la orden. Posee portada de estilo neoclásico, vestíbulo y patio central con columnas de mármol.

El Palacio de San Telmo fue construido en 1682 para albergar el Colegio Seminario de la Universidad de Mareantes. En 1849 pasa a ser residencia de los duques de Montpensier, quienes finalizaron la torre norte y construyeron la portada del apeadero, el ala este y el salón de baile.

Esta maravillosa capilla de la Orden Tercera Franciscana, contigua a la iglesia de San Pedro de Alcántara, se encuentra en la calle Cervantes de Sevilla.

Es un espacio multifuncional, diseñado por el arquitecto Aurelio Gómez Millán en 1940, que sigue un amplio programa de usos (devocionales, docentes, funerarios y de esparcimiento), ideado originalmente por el cardenal Pedro Segura Sáenz.

La primera referencia histórica que se tiene de esta capilla data del 1411, cuando ya se mencionaba que existía en el lugar un templo religioso que evitaba a los sanjuaneros tener que subir a la iglesia parroquial de San Juan Bautista, situada entonces en el cerro del Monumento.