Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Capilla de la Soledad

120
1

Los orígenes de esta capilla son desconocidos. Se cuenta que antiguamente hubo en este lugar un hospital dedicado al mártir San Sebastián. No obstante, existe un libro de Reglas que data del año 1879, copia de otro anterior de 1584.

La capilla consta de una nave presidida en el altar mayor por la imagen de María Santísima de la Soledad. A ambos lados existen pequeños altares con las imágenes del Niño de Dios y María Inmaculada, respectivamente.

El altar del Santísimo Cristo Yacente se ubica frente a la puerta de salida, custodiado por las pinturas de la Resurrección y el Santo Entierro de Cristo. Las cartelas del Vía-Crucis recorren las paredes del interior de la capilla. Desde la sacristía se accede a las dependencias de la Hermandad de la Soledad.

La capilla es sede de la Hermandad de la Soledad, cuyos titulares son el Santísimo Cristo Yacente, uno de los pocos cristos articulados de madera que quedan, y María Santísima de la Soledad, atribuida a la escuela de La Roldana.

También posee otras dos imágenes que salen en procesión el Domingo de Resurrección: el Niño de Dios, como alegoría a la Resurrección de Ntro. Sr. Jesucristo y una Inmaculada Concepción, conocida más popularmente como La Purecita, cercana también al círculo de La Roldana.

Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.