La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Benacazón

216
4

Benacazón, tradición rociera, piñonera y aceitunera 

A un paso de Sevilla existe una localidad de costumbres arraigadas y de gente sencilla y acogedora: Benacazón. De tradición rociera, piñonera y aceitunera, hoy es uno de los pueblos señeros dentro de la Ruta del Mosto aljarafeño. 

Aunque se han encontrado vestigios de la Edad del Bronce final, el verdadero desarrollo de la zona tiene lugar bajo la dominación romana, siendo en esa época una pequeña aldea. Con la llegada de los musulmanes se le da el nombre de Ben-A-Casum, del que deriva el actual. Tras la invasión cristiana, Fernando III cambió el nombre por el de Celada, denominación que no arraigó, volviendo a su antigua.

El patrimonio histórico de Benacazón es uno de sus grandes atractivos. La ermita de Castilleja de Talhara es considerada «la perla oculta del Aljarafe». Antigua mezquita, es ejemplo de la arquitectura mudéjar sevillana. En la iglesia de Ntra. Sra. de las Nieves se encuentra la imagen de esta Virgen que veneran muchos vecinos de la provincia.

Benacazón está en un entorno privilegiado por el que pasa el Corredor Verde del Guadiamar, Paisaje Protegido. El Mirador de la Cárcava es un lugar idóneo para contemplar su paisaje, bañado por el río y cultivado con olivos y naranjos, que ha marcado la identidad del pueblo. Un lugar de tradiciones donde la fe rociera se vive todo el año y en el que los cohetes resuenan en cada una de sus fiestas.


Cómo llegar

Si quieres llegar desde Sevilla hasta Benacazón en coche, la mejor ruta es por la autovía A-49. En la salida 16 toma la A-473 hasta llegar a tu destino.

En tren, debes coger la línea de cercanías C5 desde la Estación de Santa Justa de Sevilla que hace parada en Benacazón. Pero si has elegido el autobús, la línea M-168 del Consorcio de Transportes de Sevilla pasa por esta localidad y la puedes coger en la Estación de Plaza de Armas.

 

Cómo moverse

Camina, pasea y vive el ambiente de sus calles para disfrutar de la verdadera esencia de este rincón del Aljarafe.


Razones para visitar

  • Descubre «la Perla oculta del Aljarafe», la ermita mudéjar en ruinas de Castilleja de Talhara.

  • Vive en febrero la peregrinación extraordinaria al Rocío de su hermandad centenaria. Un evento en el que participan más de dos mil personas.

  • Visita a la patrona, la Virgen de las Nieves. Dicen que es muy milagrosa. Su fiesta es el 5 de agosto, coincidiendo con la feria local.

  • Prueba el plato típico del pueblo, los chícharos y tronchos, o lo que es lo mismo, las alubias con acelgas. Y el pobre hombre, que se elabora con las sobras del plato anterior.

  • Goza de una de las vistas más bonitas del Corredor Verde del Guadiamar desde el Mirador de la Cárcava.

  • Degusta el rico mosto local con una buena tapa de aceitunas aliñadas, toda una delicia de este pueblo.


Qué visitar

Benacazón tiene un rico patrimonio monumental concentrado en su centro urbano. Para conocerlo inicia tu ruta en la calle Real, en la que se ubica el ayuntamiento. En ella también encontrarás la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de las Nieves, que alberga a la patrona, muy venerada por los aljarafeños. En este templo destaca el hermoso retablo barroco de la capilla del sagrario, obra del artista Juan Martínez Montañés.

Frente a la parroquia puedes visitar la casa palacio que perteneció a la familia Portocarrero, hoy de propiedad municipal. En su gran patio hay una cafetería en la que disfrutar de una agradable velada mientras contemplas este monumento barroco tan señorial.

Continúa paseando por la calle Real hasta llegar a otros dos edificios emblemáticos de la localidad, la capilla de la Vera Cruz y la de la Soledad. La última está ubicada en el antiguo Hospital de la Sangre de Benacazón. En su interior contempla el Cristo Adyacente, de los pocos articulados que existen. La de la Vera Cruz es una ermita independiente. Ambas hermandades son del siglo XVI y procesionan el jueves y el viernes de Semana Santa. Cerca de estos monumentos se encuentra la casa hermandad del Rocío, inaugurada en 1994.

Haz un alto en el recorrido para probar el famoso mosto y las deliciosas tapas caseras de esta tierra en alguna de las tabernas locales. Perdura ese típico sabor añejo, amenizado por las risas y la simpatía de sus vecinos. Y después de reponer fuerzas, prepárate para conocer «la Perla oculta del Aljarafe».

A unos 3 km del pueblo se sitúan las ruinas de una antigua mezquita convertida en ermita cristiana, Castilleja de Talhara. Sus muros, aún en pie, junto a sus arcos y sus majestuosos jardines te transportarán a otra época. Este lugar es una mezcla de misterio y magia aún desconocido por muchos turistas. También a las afueras tienes la ermita de Gelo, del siglo XV, al lado de la hacienda del mismo nombre. Aquí pernoctan muchas hermandades cuando hacen el camino del Rocío.

Para terminar tu visita, qué mejor que un paseo por la naturaleza. Anímate a disfrutar del Corredor Verde del Guadiamar en su paso por Benacazón y de sus impresionantes vistas desde el Mirador de la Cárcava.


Entorno

Benacazón dista 21 km de Sevilla capital y está dentro de la comarca del Aljarafe. Su entorno forma parte del Corredor Verde del Guadiamar, Paisaje Protegido.

Comarca
Aljarafe
Extensión
32.20 Km²
Altitud
121.00 m
Nº habitantes
7.177
Descargas
Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.