San Nicolás del Puerto Puente de Piedra

Sevilla enamora

Castilleja de Guzmán, en la cornisa del Aljarafe

En la cornisa del Aljarafe se encuentra un pueblo con hermosos paisajes, interesante patrimonio histórico y de gente amable y acogedora: Castilleja de Guzmán.

Villanueva del Ariscal, la tierra del vino aljarafeño

Conocida por su tradición vinícola, en sus campos lucen vistosas las vides de las que se obtiene uno de los mejores vinos de esta comarca.

Mairena del Aljarafe, un rincón histórico ideal para vivir

Como otras localidades aljarafeñas, Mairena del Aljarafe nace de una alquería árabe. De ahí que aún se conserven algunos restos de su pasado agrícola, con haciendas que marcaron su historia en el cultivo del olivar.

Valencina, una de las comunidades más antiguas del mundo occidental

Valencina de la Concepción es una de las poblaciones más antiguas de occidente. Su cercanía al río y su elevación, que la hace controlar el espacio en muchos kilómetros hacia el este y el norte, hicieron que en la Edad del Cobre se establecieran aquí numerosos asentamientos.

Huévar del Aljarafe, la Sevilla chica en la antigua Al-Andalus

Este pintoresco pueblo del Aljarafe sevillano fue conocido en Al-Andalus como Sevilla la chica por su gran esplendor. Un ejemplo de su pasado árabe está en el molino y la portada mudéjar de la Hacienda de la Motilla, hoy convertida en símbolo de la localidad.

Castilleja de la Cuesta, una puerta al Aljarafe

La villa está enclavada en lo que fue territorio de Tartessos, a poca distancia el tesoro del Carambolo.

Esta torre es la única conservada en buen estado en el municipio. Es de época muy próxima a la conquista de Sevilla por San Fernando y constituye un testimonio elocuente de que los repobladores cristianos siguieron la organización que encontraron en el territorio recién anexionado.