La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Alcalá de Guadaíra

528
15

Alcalá de Guadaíra, la ciudad del pan

A tan solo 21 km de la ciudad de Sevilla, Alcalá de Guadaíra cuenta con un amplio patrimonio histórico, marcado por su pasado árabe. Destaca el Castillo medieval, los templos mudéjares y la zona arqueológica de Gandul, donde sus dólmenes son testigos de las primeras civilizaciones de la localidad.

Su estratégica situación y las características privilegiadas de su entorno han facilitado la existencia de asentamientos humanos desde la Prehistoria, si bien no sería hasta después de la conquista cristiana (1247) cuando esta presencia se haga continuada, dando origen a la actual villa.

Estas tierras conocieron su etapa de mayor desarrollo y crecimiento de manos de los almohades, quienes otorgaron a Alcalá sus señas de identidad: el castillo, los molinos harineros y hasta su propio nombre, Qalat Chabir, que significa «la fortaleza del río del abasto» .

Durante siglos Alcalá abastecería de pan a una gran parte de la provincia de Sevilla, de ahí que se le conozca popularmente como Alcalá de los Panaderos. Un dato importante para la visita, pues uno de sus atractivos es la ruta por los antiguos molinos de harina a lo largo del río que da apellido al pueblo: el Guadaíra. La ruta discurre por el Paraje Parque Natural del Oromana, zona protegida.

Hoy en día, el pan sigue siendo uno de los productos característicos, así como los roscos, las regañás y los derivados que encontrarás tanto en panaderías como acompañando las tapas de los bares que ofrece la localidad. En ellos podrás degustar la variada gastronomía alcalareña en la que predominan los guisos, los arroces y los potajes caseros. Pero si prefieres algo dulce, tienes que probar dos delicias autóctonas: la bizcotela rellena y la torta de Alcalá.

Igualmente, el flamenco es parte de la historia del pueblo. Aquí nació la soleá alcalareña dada a conocer por Joaquín el de la Paula y que desde hace más de 30 años se conmemora con el festival que lleva su nombre.

Historia, flamenco, gastronomía y naturaleza esperan en Alcalá de Guadaíra, la ciudad de los panaderos.


Cómo llegar

Si vas por carretera, la autovía principal para acceder a Alcalá de Guadaíra es la A-92 (Sevilla-Málaga). Aunque si vienes por la autovía de Madrid, N-IV, puedes enlazar con la SE-40 hasta alcanzar el desvío directo de Alcalá de Guadaíra. Pero si tu dirección es desde Cádiz, Huelva o Portugal, debes coger por la SE-30 y después incorporarte a la A-92 para enlazar con el acceso a Alcalá. 


Cómo moverse

Lo mejor para visitar Alcalá de Guadaíra es usar el transporte urbano. En total son cuatro las líneas de autobuses distribuidas por toda la localidad. Pero también tienes la posibilidad de perderte por las calles y disfrutar del centro histórico dando un agradable paseo. 

Para conocer el entorno natural de la ribera del río Guadaíra, desde la Oficina de Turismo te ofrecen una ruta senderista que no te puedes perder. En ella recorrerás los antiguos molinos desde los que salían los carros cargados de pan para abastecer a los sevillanos. 


Razones para visitar

  • Te transporta al pasado prehistórico cuando entras en los dólmenes del Gandul. 
  • Revive la época medieval a través de sus dos castillos: el almohade y el de la Marchenilla
  • Te sorprenderá su Paraje Natural del Oromana y la Ruta de los Molinos por la ribera del Río Guadaíra
  • Tienes que probar la torta de Alcalá o la bizcotela rellena en alguna de las confiterías de la localidad. 
  • Conoce al Guardián del Castillo, el dragón que custodia el recinto fortificado. 
  • En Semana Santa no te puedes perder Los Judíos en la mañana del Jueves Santo. Una arraigada tradición que recrea el prendimiento de Jesús por parte de los judíos, en este caso, representados por miembros de la Hermandad de Jesús Nazareno.
  • Siente el arte de la soleá alcalareña en sus dos eventos flamencos de renombre nacional: el Festival Manolito de María y el Festival Flamenco Joaquín el de la Paula, ambos en el mes de octubre.
  • Visita el Castillo almohade y conoce las leyendas que esconden sus muros. La más conocida es la de la princesa mora Aira. Se dice que el río le debe su nombre y que murió de desamor. Todavía hay quien cree que su espíritu recorre llorando las noches por los patios del Castillo. 
  • Si quieres hacer una parada en tu visita, descansa en la zona peatonal de la Plaza del Duque, donde además tienes wifi gratis. 


Qué visitar 

Alcalá de Guadaíra te cautivará desde el primer momento tanto por el Paraje Natural del Oromana en las riberas del río, como por la belleza de su patrimonio histórico. 

Piérdete por sus calles, descubre sus iglesias, disfruta de su paisaje y relájate contemplando la Campiña sevillana desde lo alto del castillo. Pero recuerda, antes de llegar al recinto fortificado, debes rendir homenaje al guardián del Castillo. Solo así podrás acceder a la fortaleza, cruzando el único viaducto figurativo del mundo: el puente del Dragón. Éste es muy popular entre los alcalareños.

Para conocer su pasado industrial panadero recorre la Ruta por los Molinos. De ellos salía el pan hacia toda Sevilla desde la Edad Media hasta principios del siglo XX. Más de diez molinos alrededor del río muestran la importancia que tuvo esta industria para la localidad.  

Otro lugar de obligada visita es la zona del Gandul y entrar en los dólmenes megalíticos. Estos enterramientos prehistóricos te sorprenderán por su construcción: largos pasillos excavados en la roca y terminados en cámaras circulares. Un vestigio de las primeras civilizaciones de Los Alcores. Si continúas con ganas de conocer más, muy cerca de allí encontrarás el conocido como Castillo de la Marchenilla. El único cortijo fortificado de la provincia de Sevilla. 

Para terminar tu visita, acude a cualquier bar o restaurante del pueblo y pídete una tapa de chicharrones, especialidad de este lugar. 


Entorno

Alcalá de Guadaíra está ubicada en el área metropolitana de Sevilla, por encontrarse a solo 21 km de la capital. Esta cercanía favorece su crecimiento constante tanto en industria como en servicios, además de ser elegida por muchos sevillanos como ciudad dormitorio. 

Pertenece a la comarca turística de la Campiña sevillana, concretamente a la zona de Los Alcores junto con Mairena del Alcor, El Viso del Alcor y Carmona. Además, el río Guadaíra le ha dotado de un enclave natural único, incluido desde 2011 en la Red de Espacios Protegidos de Andalucía.

Comarca
La Campiña
Extensión
287.00 Km²
Altitud
37.00 m
Nº habitantes
75.256
Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.