Carnaval

Sevilla enamora

La Iglesia parroquial es un edificio de estilo mudéjar reformado a finales del siglo XVIII y de nuevo a mediados del XX, que se encuentra situada en el centro de la localidad, muy cerca del Castillo.

Las obras de edificación de la ermita se iniciaron hacia 1732. En 1746 ya se hallaba cubierta y bendecida y se oficiaban misas en ella, y a finales de 1749 se terminó con el remate de una torre de espadaña a la que se le colocaron dos campanas, conocidas en la antigüedad en este pueblo como la gorda y la chica.

La Carlina tiene una historia novelesca. Lo que fuera un humilde cortijo o casa de campo con una viña alrededor, a las afueras de Constantina, cambió radicalmente a principios de los años 50, cuando fue comprada por Léon Degrelle (1906-1994).

El primitivo templo datado a finales del siglo XVI fue reformado en el siglo XVII y XVIII, a los que corresponde su fisonomía y estilo actual. A este último siglo corresponde también la construcción de la torre. 

La fachada de la Plaza de Andalucía es una construcción de la segunda mitad del siglo XX. Arquitectura racionalista de estilo popular andaluz.

El edificio data del siglo XVIII y fue construido sobre un antiguo templo mudéjar de los siglos XVI y XVII destruido por el terremoto de Lisboa. La ejecución final del proyecto fue, entre otros, de José Álvarez, arquitecto neoclásico a quien se debe su aspecto y estilo actual. 

La iglesia de San Juan actualmente presenta en una nave alargada e irregular, con crucero y cabecera plana, que es producto de la unión realizada a fines del siglo XVIII de dos capillas contiguas, Capilla Sacramental y la antigua Capilla de Jesús Nazareno, que sobrevivieron al derribo de la primitiva iglesia.