Écija Palacio Peñaflor

Sevilla enamora

La ermita de Santa Bárbara de Villanueva del Río y Minas se encuentra situada al norte del casco urbano, en la calle Guadalquivir, al norte de la Corta San Fernando. Es una ermita sencilla de planta en cruz, construida en el año 1944.

Antiguo cuartel de caballería. Fue mandado construir por el cabildo, comenzando sus obras en 1577 durante el reinado de Felipe II como acredita la inscripción que hay en el dintel de su sobria puerta.

El Palacio de Mañara es una casa palaciega de estilo fundamentalmente renacentista. En el palacio nació el ilustre filántropo Miguel de Mañara, impulsor y benefactor de la hermandad y hospital de la Caridad.

Se trata de un templo renacentista (1556-1588) que no olvida la tradición gótico-mudéjar. Perteneció al antiguo colegio de la Encarnación de padres jesuitas, fundado por Luis Cristóbal Ponce de León (II duque de Arcos) y su mujer María de Toledo. Del primitivo colegio hoy sólo se conservan la iglesia y un precioso claustro.

Este templo renacentista se levantó en el siglo XVIII para dar cobijo a la orden de los monjes benedictinos. Fueron precisamente los monjes quienes trajeron la preciosa pila bautismal que se encuentra en su interior, del siglo XVI. En lo alto del su campanario, de 20 m, se encuentran cuatro campanas: San Antonio, Jesús, José y María, en homenaje a la Sagrada Familia.

Se trata de un ensanche que se produce en el extremo sur de la Calle Victoria, generando un espacio abierto frente a la fachada principal del Convento de Ntra. Sra. de la Candelaria.

En el siglo VIII, ya conquistada Gerena, se construye la iglesia a partir de la torre (zona del altar) hacia la puerta del perdón. En ella trabajaron musulmanes, por eso los arcos que separan las dos partes de la iglesia son de estilo mudéjar y la techumbre un artesonado de madera.