Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Palacio del conde-duque de Olivares

130
0

El conjunto monumental de Olivares se debe a la generosidad de los primeros condes de aquel título, rama de la casa ducal de Medina Sidonia, asentada en esta zona del Aljarafe, que fue patrimonio desde la Edad Media de la poderosa familia de los Guzmanes. El edificio se construyó como palacio y residencia de descanso de Pedro de Guzmán, abuelo de Gaspar de Guzmán, conde-duque de Olivares, aunque ha sido modificado en los siglos posteriores.

El palacio, iniciado en la primera mitad del siglo XVI, con algunas reformas posteriores, está ligado lateralmente al recinto de la plaza por dos arcos apuntados, que dan paso a otras tantas calles. Su fachada, de estilo tardorenacentista, está dintelada y dividida en dos plantas. En la superior hay cinco balcones con arcos de dos y tres vanos sobre columnas de mármol encuadrados por alfices moriscos. En la fachada hay un relieve sobre mármol que representa el escudo de la casa, sostenido por dos arpías. Los herrajes son de finales del siglo XVI y XVII.

En el interior hay un patio principal porticado, de estilo genovés, cuya galería se encuentra delimitada por arcos de medio punto que se apean sobre columnas de mármol genovés. Fue residencia de los condes de Olivares y más tarde de los Abades y canónigos de la Colegiata Santa María de las Nieves.

En la actualidad, la mayor parte del edificio está ocupado por dependencias del Ayuntamiento.

Además, dentro del mismo podemos visitar una excelente Exposición de Trajes Barrocos confeccionados por el taller de costura del Ayuntamiento de Olivares, réplicas exactas de trajes de la época.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.