Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Capilla de la Santísima Trinidad

93
0

A principios del siglo XVIII, el presbítero Cristóbal Francisco Halcón de Cala construyó dentro de su propia casa esta pequeña capilla oratorio dedicada a la Santísima Trinidad. Esta antigua ermita comenzó a construirse en 1714 y fue terminada en 1719. Realizada con muros de ladrillo y mampostería, el interior consta de una sola nave y se cubre por diferentes tipos de cubiertas dependiendo del tramo. La sacristía se encuentra tras este altar mayor. En el exterior, su fachada se presenta compuesta por pilastras, entablamento partido, frontón recto y un tímpano que encierra el escudo trinitario. 

Su fachada, de gran sencillez, es de estilo barroco y se remata por una espadaña de ladrillo. Sobre la puerta de acceso se aprecia un pequeño relieve del Calvario. El interior de la capilla de la Santísima Trinidad consta de dos zonas, una destinada a los fieles y otra de altar, cubierta con una cúpula semiesférica que aún conserva restos de pintura mural con motivos geométricos. El retablo que preside la capilla, dorado y policromado, está atribuido al taller de los escultores Navarro. 

Las obras para rehabilitar el edificio comenzaron en septiembre de 1995, cuando las hermanas de la Compañía de Hijas de la Caridad San Vicente de Paul dejaron de atender el edificio y fue clausurado.

Durante su reforma, que conllevó la demolición de gran parte del edificio en el año 2001, se puso especial cuidado en mantener la capilla del siglo XVIII, en la que hoy día aún se puede contemplar una interesante azulejería típica sevillana del siglo XVI cubriendo sus paredes.

Actualmente esta residencia, inaugurada en el año 2007, atiende a más de 50 personas mayores.

Horario

Domingos a las 11:00

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.