Écija Palacio Peñaflor

Sevilla enamora

Construcción del siglo XVIII adosada a una tumba de época romana excavada en la roca. Situada en la calle Blancaflor, está compuesta por una tumba rupestre, que hace las veces de capilla, una pequeña antesala y una agraciada espadaña.

El castillo del Toledillo es una construcción defensiva de época musulmana. R. Fernández González sitúa cronológicamente esta fortaleza en el emirato omeya, y continuaría ampliándose en época califal, siendo reconstruida en los siglos XI y XII ante el empuje cristiano del norte. 

En el solar que ocupa la parroquia se levantó la primitiva fortaleza musulmana, de época almohade, de la que sólo ha llegado a nosotros un trozo de muro situado junto a la cabecera del templo y en el que se abre un arco de herradura apuntada encuadrado por alfiz.

En el siglo VIII, ya conquistada Gerena, se construye la iglesia a partir de la torre (zona del altar) hacia la puerta del perdón. En ella trabajaron musulmanes, por eso los arcos que separan las dos partes de la iglesia son de estilo mudéjar y la techumbre un artesonado de madera.

Se trata de un castillo de origen musulmán, probablemente almohade o incluso anterior, que fue transformado y adaptado entre los siglos XV y XVI para servir de residencia a los señores de Fuentes.

Fuente de época islámica, servía para el regadío de los campos de los alrededores y como abrevadero para el ganado. Es uno de los escasos testimonios del pasado musulmán en Alanís.

El yacimiento arqueológico ubicado en la antigua Plaza de Armas del Alcázar Real, conocido coloquialmente como el Picadero, ocupa la zona más elevada de la ciudad, donde se pueden encontrar restos turdetanos, romanos y restos de la muralla de un castillo musulmán, pudiéndose observar los niveles ocupacionales de Écija