Romerías

Sevilla enamora

El motivo por el que ostenta el nombre de la reina de España Isabel II es precisamente porque se construyó en tiempos de su reinado. Concretamente fue inaugurado en febrero de 1852. Los ingenieros franceses Steinacher y Bernadet se encargaron de hacerlo realidad, tomando como modelo el ya no presente puente de París llamado Carrousel.

El puente Rodríguez de la Borbolla se construyó por la necesidad de sustituir el antiguo paso de barcas que unía La Algaba con Sevilla.

El puente consta de un solo ojo de unos 4 m de luz formado por un arco carpanel de sillería y gran estribo de ladrillos. Fechado en el siglo XVIII por el tipo de arco, su uso es de viario público.

El Puente de Carlos III se sitúa en el tramo del río Guadaíra más cercano al casco antiguo donde confluyen varios caminos desde época medieval. 

Se le conoce popularmente como Puente Romano porque la construcción, posterior al siglo XV, se levantó en el lugar donde hay certeza que había una construcción romana que exteriormente no se aprecia. 

El popularmente conocido como puente del Dragón se construye como parte de la circunvalación de Alcalá de Guadaíra, enlazando la A-92 (Sevilla-Almería) con la A-392 Alcalá-Dos Hermanas.

El puente del Santísimo Cristo de la Expiración es un puente urbano en la ciudad de Sevilla que atraviesa el río Guadalquivir y supone la salida natural de la ciudad hacia el Aljarafe y la provincia de Huelva. Fue construido en 1991.

Es uno de los principales accesos a la zona norte de Isla de la Cartuja, y se encuentra próximo al Parque Científico y Tecnológico y al parque temático Isla Mágica.