La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Villamanrique de la Condesa

241
4

Villamanrique de la Condesa, puerta de Doñana y antesala del Rocío

A las puertas del Parque Natural de Doñana se halla Villamanrique de la Condesa, una localidad sevillana impregnada por el espíritu rociero. Y es que, según la leyenda, un cazador manriqueño encontró la imagen de la Virgen del Rocío dentro de un árbol, marcando desde ese momento la vida y el sentir de este pueblo. En su Centro de Interpretación se da a conocer la esencia y la historia de Villamanrique, el antiguo poblado tartésico de Mures. No te pierdas el Paso de Hermandades hacia El Rocío, una fiesta declarada de Interés Turístico de Andalucía, pero sobre todo disfruta de su enclave natural único.

Primitivamente se llamó Mures y con esa terminología perduró durante las diversas épocas históricas: tartésica, fenicia, ibero turdetana, romana y árabe. De todas estas culturas quedan importantes vestigios arquitectónicos en las tierras manriqueñas. Mures se encuentra hoy más próxima a la cultura tartésica y parece estar relacionada con la palabra murena.

Del siglo VI a.C. se descubrió en 1978 en esta villa la única inscripción en piedra hasta ahora conservada: la Estela Tartésica de Villamanrique. El hallazgo de la Estela Tartésica de Villamanrique ocurrió el 22 de marzo de 1978 y se conserva en el Museo Arqueológico de Sevilla.

Sin embargo, la fundación del núcleo actual de Villamanrique de la Condesa la llevaron a cabo los andalusíes, que establecieron una alquería en este terreno. Durante esta época debió estar muy poblada, conociéndose la existencia de varios barrios, como el de Harat-Algema y el de Beni-Moslema.

Tras ser conquistados a los musulmanes los territorios de Villamanrique de la Condesa por Alfonso X el Sabio el 10 de junio de 1253, el rey otorgó posesiones a Pelay Correa, maestre de la Orden de Santiago. Durante el reinado de Enrique III, en 1399, se unificaron la villa de Mures y las aldeas de Chillas y Gatos. Con el cambio de dueño que supuso la conquista cristiana, el rey Fernando III de Castilla entregó esta zona a su guardia personal armada, el cuerpo de los Monteros del Rey.

En el año 1859, el duque de Montpensier (hijo de Luis Felipe Alberto de Orleans) compró la gran extensión de terrenos desde Gatos hasta la aldea del Rocío y la casa palacio de los Altamira. Así pues, por Real Decreto de 27 de junio de 1916, se cambió el nombre del municipio a Villamanrique de la Condesa, en honor de la hija de los duques de Montpensier, doña María Isabel de Orleans, condesa de París.

El turismo de naturaleza cobra en Villamanrique de la Condesa un valor incalculable. Rutas a caballo, senderismo o cicloturismo son algunas de las actividades que puedes realizar mientras te adentras en el paraje de Doñana y contemplas sus paisajes inigualables.  

Otro de los atractivos de esta villa antesala del Rocío es su gastronomía. Prueba la carne sancochá o el tostón con sardinas, platos típicos de la cocina manriqueña. Al igual que su artesanía, de manifiesto en la Feria del Turismo y Tradiciones del Entorno de Doñana con el tradicional bordado de mantones de manila y los trabajos locales en guarnicionería.

Villamanrique de la Condesa, un pueblo donde naturaleza, historia, tradición popular y gastronomía son sello de identidad.

Cómo llegar

En coche desde Sevilla debes conducir por la autovía A-49 hasta la salida 16 en dirección a la A-473. Pasarás por Benacazón, Aznalcázar y Pilas para finalmente llegar a tu destino.

Villamanrique de la Condesa no tiene estación de tren, la más cercana es la de Benacazón donde para la línea de cercanías C5 que puedes coger en la Estación Santa Justa de Sevilla. Después, en esta localidad debes coger un taxi para llegar a tu destino.

En autobús desde la capital, en la Estación Plaza de Armas sale diariamente la línea M-169 en dirección Pilas-Villamanrique.


Cómo moverse

En Villamanrique de la Condesa lo mejor es pasear por sus bellas calles y amplias plazas. Al ser una localidad pequeña te será fácil visitarla sin cansarte. También puedes montar a caballo, hacer senderismo o practicar cicloturismo por el Parque Nacional de Doñana.


Razones para visitar

  • Vive la fiesta grande de los manriqueños, el Paso de Hermandades en el mes de mayo cuando van camino al Rocío. Está declarada de Interés Turístico de Andalucía.

  • Visita el Centro de Interpretación Etnográfico del camino al Rocío para saber todo sobre esta romería que se inició en Villamanrique hace ocho siglos.

  • No te pierdas en abril la Feria del Turismo y Tradiciones del Entorno de Doñana, con trabajos artesanales de guarnicionería, forja, bordados y el Campeonato Internacional de Yuntas y Carreteros.

  • Acude a la Asociación de Tamborileros donde te enseñarán a tocar el tradicional tamboril rociero. De este colectivo salen los músicos que tocan para las diferentes hermandades de nuestro país. Al igual que en la Asociación de Boyeros, donde perfeccionan el manejo de los bueyes que tiran de las carretas y simpecados rocieros.

  • Disfruta del bordado artesanal del mantón de manila en el taller de Ángeles Espinar, galardonada con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes por conservar esta tradición andaluza.

  • No te quedes sin probar las rosas de miel, los dulces típicos que se llevan los manriqueños para el camino al Rocío. 

  • Las chozas marismeñas eran las antiguas casas de los vecinos de Las Marismas, actualmente quedan pocas, pero está de moda tener una, por lo que no te extrañes si ves a algún oriundo con una choza a modo de casa de recreo y ocio.

Qué visitar

Toda la vida de Villamanrique transcurre en su Plaza de España, desde la cual se erige la iglesia de Santa María Magdalena, el templo principal del municipio. En la parte trasera está el Palacio de Orleans, donde creció la madre del rey emérito Juan Carlos I. Está cerrado al público, pero puedes ver sus jardines.

Desde tu llegada notarás el sentir rociero del ambiente. Paseando por sus calles verás que en algunos edificios hay bellos escritos con la palabra Rocío. Son versos y frases sacados de la Literatura Universal. Visita su centenaria casa hermandad, en la que se recoge toda la historia sobre esta romería, ya que en su interior se alberga el Centro de Interpretación Etnográfico del camino al Rocío. En este también hay vestigios del antiguo poblado tartésico de Mures.

¿Sabías que el torero Pascual Márquez era de Villamanrique de la Condesa? En esta localidad se le hace homenaje con una escultura en su honor, ubicada en la calle donde nació esta figura del toreo, que lleva su mismo nombre. En este mismo lugar se ubica el taller de bordado de mantones de manila, Ángeles Espinar, quien ha recibido la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes por continuar con esta tradición.

Para terminar tu visita pasa por la Dehesa Boyal, donde te ofrecen diferentes rutas por el Parque Nacional de Doñana, bien a caballo, en todoterreno, a pie o en bicicleta. Elige la que más te guste y descubre los paisajes únicos de este paraje protegido.


Entorno

Villamanrique de la Condesa está a 38 km de Sevilla capital y se ubica en el suroeste de la provincia. Su entorno de extrema belleza paisajística, entre marismas y pinares, en pleno Parque Nacional de Doñana, uno de los espacios protegidos más importantes de Europa.

Comarca
Guadalquivir-Doñana
Extensión
57.70 Km²
Altitud
31.00 m
Nº habitantes
4.478

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.