Feria

Sevilla, bella y diversa

Comarca
Salteras, tradición olivarera y cultura musical 

El origen de este municipio olivarero se remonta a los tiempos prehistóricos. En la época romana debió tener relativa importancia y, según algunos historiadores, parece corresponder al nombre de Pesula, citada por Plinio, en la región de la Turdetania.

El arroyo Río Pudio, con una longitud de 22 km, es afluente del río Guadalquivir por su margen derecha y recorre la parte occidental de la provincia de Sevilla, atravesando de norte a sur el Aljarafe sevillano. El arroyo nace en el término municipal de Olivares y desemboca junto a la población de Coria del Río.

Equipamientos: áreas recreativas.

El río Guadiamar nace en el municipio de El Castillo de las Guardas, y es afluente del Guadalquivir por su margen derecha, uniéndose a éste en las marismas de Doñana.

El Parque Periurbano Hacienda Porzuna se ubica en la margen izquierda del arroyo Porzuna, junto a la hacienda del mismo nombre, en la carretera de San Juan de Aznalfarache a Palomares del Río.

Carrión de los Céspedes, en el valle del Alcarayón

Lugar de artesanía y gastronomía típica, Carrión de los Céspedes se sitúa en el valle del Alcarayón, arroyo de nombre árabe. Tiene un interesante patrimonio monumental y la confección artesanal de mantones de Manila da fama al pueblo.

Albaida, La Blanca del Aljarafe

Albaida, pueblo de casas blancas que vigila el Guadiamar, se remonta a los turdetanos, que la denominaron Kaelia. Fue un centro importante en la época romana hasta el punto de acuñar moneda propia. Su actual nombre es una derivación del que le dieron los musulmanes: Al-bayda (la blanca).

Huévar del Aljarafe, la Sevilla chica en la antigua Al-Andalus

Este pintoresco pueblo del Aljarafe sevillano fue conocido en Al-Andalus como Sevilla la chica por su gran esplendor. Un ejemplo de su pasado árabe está en el molino y la portada mudéjar de la Hacienda de la Motilla, hoy convertida en símbolo de la localidad.