Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Biblioteca Colombina y Biblioteca Capitular

214
0

La Institución Colombina, situada en Sevilla, es el organismo administrativo moderno que gestiona la Biblioteca Capitular, la Biblioteca Colombina, el Archivo de la Catedral de Sevilla, la Biblioteca del Arzobispado y el Archivo General del Arzobispado. La Biblioteca Colombina se ubica en el extremo occidental del Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla. Fue constituida en 1539 gracias a un cuantioso legado de Hernando Colón. Esta biblioteca posee incunables y otros libros raros, así como manuscritos de puño y letra de Cristóbal Colón.

Siendo ya adulto, Hernando Colón adquirió fama de erudito. Poseía unas considerables rentas, procedentes de la heredad de su padre en el Nuevo Mundo, y destinó un porcentaje elevado de las mismas a la compra de libros; acabó por atesorar unos 15 000 volúmenes en su biblioteca personal.

Aparte de su excepcional tamaño, esta biblioteca tiene otras características que en su época (siglo XVI) la hacían única. La más destacable es el sistema de clasificación que Hernando Colón empleaba para inventariar los libros que pasaban a formar parte de su colección: anotaba personalmente la fecha y el lugar de compra, así como el precio de todas y cada una de las obras que él o sus asociados adquirían.

También cabe mencionar el especial interés de Hernando por las obras impresas, lo cual se refleja en los 1 194 incunables custodiados en los fondos documentales de la Biblioteca Colombina a fecha de 2017, entre otras obras poco comunes y de gran valor. Asimismo, esta biblioteca disponía de un bibliotecario contratado a tiempo completo, con un sueldo digno para los estándares de la época. A este se le asignaba una habitación en el edificio de la biblioteca, a fin de que residiera permanentemente en él. A la muerte de Cristóbal Colón en 1506, su hijo Hernando heredó su biblioteca personal, que se convirtió en parte de los primeros fondos documentales de la futura Biblioteca Colombina.

En el testamento de Hernando Colón se tomaron disposiciones para asegurar la pervivencia de su biblioteca después de su muerte. En concreto, que los libros que la integraban no fueran vendidos y que se compraran más obras con las rentas que legaba a la biblioteca. A pesar de ello, la titularidad de la misma fue objeto de disputas legales durante varias décadas tras la muerte de Hernando, acontecida en 1539, hasta que finalmente pasó a manos del cabildo de la catedral de Sevilla. Aunque la mayoría de los libros de Hernando Colón se han perdido en el transcurso de varios siglos, la Biblioteca Colombina se encuentra actualmente en buenas condiciones y abierta tanto a investigadores como a visitantes no relacionados con el mundo académico.

Información de interés:

Las visitas se pueden realizar a los fondos de las bibliotecas y de los archivos, siempre guiados por un técnico de esta Institución. Los visitantes podrán conocer las zonas comunes de consulta y acercarse a la historia y riqueza de nuestro patrimonio a través de una exposición de libros y documentos.

No se atienden visitas sin solicitud previa. Los grupos deben constar entre 10 y 35 personas y se debe indicar qué fondos se desea visitar y si tienen interés en obras o temas concretos. Se aconseja llamar antes por teléfono (954 56 27 21) para un primer contacto y, una vez fijados los detalles, se debe solicitar por escrito al correo ncp@icolombina.es. La reserva no se considerará hecha hasta que no enviemos nuestra conformidad a la solicitud. Las visitas son gratuitas.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.