La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

El Ronquillo

186
4

El Ronquillo, pequeño paraíso entre dos riveras

En la Vía de la Plata y a solo 20 minutos de la capital se encuentra este pueblo inmerso en plena naturaleza. Emerge esta hermosa villa entre las dos riveras de Huelva y Cala, cuyos orígenes son tan encantadores como su entorno. Fue aquí donde en el siglo XV se ubicaba la famosa Venta El Ronco, que junto al apodo de su afónico propietario, dieron nombre al pueblo.

El Ronquillo ha sido elegido a lo largo de su historia como lugar de retiro y descanso para el viajero. Aunque pequeño, es muy hermoso y ofrece también una gran variedad de actividades al aire libre: practicar senderismo por su Vía Verde, pescar en los Lagos del Serrano, recorrer sus montes en bicicleta o buscar la tranquilidad en el embalse de La Minilla.

Otro de sus placeres lo encontrarás en la gastronomía, con platos de carne de caza y de setas, especialidades en cada uno de sus bares. La gente es cercana y muy acogedora, por lo que te harán sentir como en casa. Un paraíso sevillano ideal para el turismo rural.

El municipio tuvo su origen en dos ventas situadas en los términos de Zufre y Santa Olalla. A su alrededor se formaron los dos primeros barrios de El Ronquillo: Barrio de Zufre y Barrio de Santa Olalla.

Su nombre actual es el diminutivo del apodo con el que fue conocido el propietario de estas dos ventas, pasando a ser conocida una con el nombre de Venta del Ronco durante el siglo XV, ubicada en la plaza que hoy lleva el nombre de Plaza de la Constitución. A partir de 1653 el poblado de El Ronquillo pasó a pertenecer a la villa de señorío de Santa Olalla.

En el siglo XIX, durante la Guerra de la Independencia, se sucedieron acontecimientos escabrosos en la aldea. En marzo del año 1811 ocurrió un suceso que ha marcado la historia del pueblo. Un correo francés, portador de importantes noticias sobre la conquista de Badajoz, se detuvo en la posada del entonces alcalde pedáneo de El Ronquillo, José Diego Fernández Rufo. Este, fiel al rey Fernando VII, puso al servicio del militar francés, como postillón, a Juan Gómez para que lo guiase a Sevilla. A menos de una legua de camino fue asesinado el correo francés.

El lugar de tal suceso es conocido aún con el nombre de Alcantarilla del hombre muerto. El alcalde, el postillón y el cura fueron llevados a pie hasta Sevilla, donde fueron matados todos, excepto el cura, en la Plaza de San Francisco. El hermano del alcalde asesinado y 21 vecinos más solicitaron a Fernando VII la merced de villazgo para el Ronquillo y su independencia de Santa Olalla. En 1817 el Rey concedió tal petición por la lealtad mostrada por los ronquilleros para con la corona. A partir del 1 de mayo de 1820, fecha en la que aparece el primera acta del Ayuntamiento, El Ronquillo camina como pueblo de la provincia de Sevilla.


Cómo llegar

En coche puedes ir por la Vía de la Plata, la A-66, y tomar la salida 771 hacia la N-630 hasta alcanzar tu destino.

Desde Extremadura, toma la A-66 y desvíate en la salida 768 en dirección a El Ronquillo.

No existe estación de tren en esta localidad. Sin embargo, sí puedes ir en autobús. Para ello, en la estación Plaza de Armas de la capital andaluza, la empresa Damas se encarga de realizar trayectos a El Ronquillo a lo largo del día.


Cómo moverse

Al ser una localidad pequeña te encantará visitarla paseando. O si lo prefieres, recorre su naturaleza en bicicleta. Disfruta del senderismo por su Vía Verde y descubre unos amaneceres de cine.


Razones para visitar

  • Recorre la Vía Verde de El Ronquillo  y descubre un paisaje de ensueño bañado por el embalse de La Minilla.
    Pregunta por la historia de la Venta del Ronco y conoce cómo surgió esta localidad.

  • En febrero tienes una cita en la fiesta de Las Candelarias. Todo el pueblo recoge leña y hace hogueras en las calles, prolongándose la fiesta toda la madrugada. Al día siguiente, llevan roscas de pan a la iglesia para bendecirlas y evitar los resfriados.

  • Apúntate en marzo al Campeonato Andaluz de Nordic Walking que se celebra en El Ronquillo a través de su paraje natural.
    Celebra un Domingo de Ramos diferente con La Fiesta de Los Judas, donde los ronquilleros cuelgan monigotes por las calles a modo de burla.

  • Degusta su deliciosa gastronomía: guisos con venado o jabalí, arroz con conejo, revueltos de gurumelos y chacinas elaboradas en las carnicerías del pueblo.

  • Vive en mayo Las Cruces, con la que han rescatado un antiguo festejo, La Mayordomía. Consiste en elegir una pareja joven y vestirla con ropa tradicional mientras los vecinos cantan canciones populares.


Qué visitar

Este pequeño rincón sevillano te parecerá una postal. Sus calles de casas blancas y su coqueto patrimonio histórico te encantarán. En el centro urbano se erige la iglesia del Divino Salvador. Está en la Plaza de la Constitución, un lugar lleno de vida. De este templo destacan sus columnas salomónicas. Cerca puedes ver la Venta del Ronco, el primer edificio de la localidad, al que debe su nombre. Actualmente es una vivienda privada, pero es parte de la historia de El Ronquillo.

Continúa tu paseo hasta llegar a la Plaza de España, donde se ubica el ayuntamiento. Comprobarás cómo la original carretera que une Sevilla con Mérida, la A-630, atraviesa este pueblo. Por este motivo siempre fue lugar de descanso para los viajeros que realizaban la ruta. A cinco minutos de aquí se encuentra la Ermita de Gracia, rodeada de pinos centenarios. Allí se cobija la patrona, muy venerada por los ronquilleros, que celebran las fiestas en su honor a principio de septiembre.

En el pueblo también hay dos esculturas homenaje a las antiguas profesiones de sus vecinos: el cisquero y el bellotero, dos oficios de antaño que movieron la economía rural de El Ronquillo. La primera hace honores al vendedor de carbón para el brasero y la puedes ver en la calle Romero Martel mientras que la del Bellotero está en Plaza Altozano.

Ahora vuelve a la Plaza de la Constitución y dirígete hacia la calle Cantarranas hasta llegar al Parque de Observación de la Naturaleza. En él tienes la posibilidad de conocer las diferentes especies naturales, además de la flora autóctona del entorno.

Y para terminar, a las afueras en el Embalse de La Minilla discurre la Vía Verde, donde puedes hacer senderismo o cicloturismo. Al final de esta ruta podrás ver una antigua estación de tren convertida en restaurante. En este paraje puedes disfrutar de un día de barbacoa en su zona recreativa.


Entorno

El Ronquillo se sitúa en las estribaciones de Sierra Morena a tan solo 46 km de la capital andaluza. Está atravesado por una de las rutas de más abolengo de España: la Vía de la Plata. Su entorno lo bañan las riveras Huelva y Cala, dejando paisajes espectaculares como Los Cachones.

Comarca
La Vía de la Plata
Extensión
76.00 Km²
Altitud
352.00 m
Nº habitantes
1.424
Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.