La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Carmona

259
14

Carmona, un paseo mágico por la historia, que no olvidarás

Carmona es una de las ciudades de mayor abolengo histórico de la provincia. Sus distintas denominaciones pregonan el papel de la ciudad en las distintas invasiones. De probable fundación fenicia, los romanos la llamaron Carmo y los árabes Qarmuna.

Carmona ha estado poblada desde tiempos prehistóricos. Aunque hayan aparecido restos del Paleolítico, son mucho más abundantes los del Neolítico y Eneolítico, entre los que destacan los magníficos vasos campaniformes del Acebuchal. Existen restos de la muralla cartaginesa y abundantes referencias a la Carmona romana, que llegó a tener el privilegio de acuñar moneda y cuyos restos arquitectónicos y escultóricos son de una gran categoría, destacando la impresionante Necrópolis.

Conserva también restos de la época visigoda. Su importancia no decreció en época musulmana y llegó a ser capital de uno de los reinos de taifas, embellecida con notables alcázares, mezquitas y otros edificios. La conquista cristiana posterior fue obra de Fernando III el Santo. Su territorio municipal fue delimitado por Alfonso X el Sabio. Fue objeto de favores por parte de Pedro I el Cruel, que engrandeció y transformó el Alcázar de la Puerta de Marchena, y, en 1630, Felipe IV le concedió el título de ciudad. 
Carmona está a tan sólo 30 km de Sevilla en la que a cada paso por sus callejones el visitante se transporta a cada una de sus etapas históricas: de sus orígenes neolíticos a la rebelión de Julio César en la Roma del 69 a.C, pasando por la lucha tras la invasión musulmana. 

En Carmona esperan mil rincones en los que disfrutar de su gastronomía, su gente y sus bares. La combinación de los paisajes naturales y su arquitectura ofrecen vistas inigualables. Esa es la magia de una de las ciudades más antiguas de Andalucía.


Cómo llegar

Si vas desde Sevilla, puedes llegar por autobús en unos 40 minutos cogiendo el autocar en la Estación de Autobuses del Prado de San Sebastián.

Si vas en coche: desde Madrid, Córdoba y Sevilla deberías ir por la carretera N- IV o E5; desde Granada o Málaga, accede por la autovía A-92 hasta llegar a Arahal. Allí coge la SE- 216.


Cómo moverse

Dispones de autobús urbano y servicio de taxi, pero te recomendamos que camines. Pasea y disfruta callejeando. Carmona es para vivirla


Razones para visitar

  • Una vista que no podrás olvidar desde la Torre del Picacho, una torre de comunicaciones ópticas del siglo XIX que unía Madrid con Córdoba y Sevilla. 
  • Te envolverás de historia; puedes pasar de la época Neolítica, a Roma, la Edad Media o los años 30 en tan solo unos metros.
  • Es el lugar ideal para una escapada de fin de semana. El Parador, los alcázares, los conventos… Y su maravillosa oferta gastronómica y cultural.
  • Respirarás tranquilidad por todas partes. Es una ciudad con solera e historia, pero fácil de pasear y conocer. A tan solo unos pasos, descubrirás distintos conventos como la Concepción, las Descalzas, Madre de Dios y Santa Clara.
  • Su anfiteatro y necrópolis, con la tumba de Servilia (la más monumental de las estructuras tradicionales representadas en la Necrópolis) y la tumba del elefante, dedicada al culto de Cibeles y Attis.
  • No puedes perderte su Carnaval. Se celebra en febrero y es una fiesta de gran arraigo desde su recuperación en 1984. En esos días, acoge la celebración del Concurso Provincial de Agrupaciones Carnavalescas.
  • En primavera, Carmona se viste de gala: Semana Santa, las Mayas, la Feria y Corpus Christi. Hacemos una mención especial a su Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 1999.
  • Si te gusta el flamenco, tienes una cita ineludible durante el verano con el Concurso Nacional de Cante Flamenco Ciudad de Carmona
  • Las fiestas patronales de septiembre, en honor a su Patrona la Virgen de Gracia, con actividades culturales, deportivas, musicales y, por supuesto, su Romería de la Virgen de Gracia.
  • También en septiembre, la Romería de San Mateo, que conmemora la conquista de Carmona por el rey cristiano Fernando III el Santo en 1247.
  • Si eres goloso, te enamorarás de la torta inglesa, un placer al que no deberías resistirte. Si te va más lo salado, no dejes de probar unas alboronías o unas deliciosas espinacas con garbanzos.
  • Te cautivará su entorno natural. La Vega está muy presente en la idiosincrasia del pueblo. La vía verde que une Carmona con Alcalá de Guadaíra te dejará en la retina imágenes de maravillosos campos llenos de girasoles y cereal. Y para los que no estén muy preparados, muy recomendable el Sendero Circular Carmona- Cuevas de la Batida, que parte de la Puerta de Sevilla.


Qué visitar

Comienza tu visita en uno de los lugares más emblemáticos de la arquitectura romana: la Puerta de Sevilla. Formaba parte de las murallas que en un tiempo rodeaban la ciudad. Tu siguiente parada hazla en la iglesia de San Bartolomé, del siglo XV. 

La plaza del mercado de abastos, ayuntamiento e iglesia de El Salvador del Salvador te quedarán a solo unos pasos. El Palacio de los Rueda será fácil de identificar por sus columnas toscanas y jónicas.

El lugar para conocer todos los detalles es el museo de la ciudad. Está en un antiguo palacio: la casa del Marqués de las Torres, un edificio del siglo XVI. 

Los más encantadores ejemplos de arquitectura popular los verás en los viejos barrios de Santiago, San Felipe o la antigua Judería, hoy llamada barrio de San Blas.

¿Necesitas un descanso? La Plaza de Arriba, antiguo foro romano, sigue siendo hoy uno de los más concurridos espacios públicos de la ciudad. Disfruta de los bares y restaurantes de la zona. Quizá sea el momento de degustar unas alboronías, delicioso plato de reminiscencia árabe a base de calabaza y calabacín. O unas típicas espinacas con garbanzos. No todo puede ser pasear, así que déjate envolver por la gastronomía y el ambiente lleno de vida de las calles de Carmona. 

Y volviendo a la cultura romana, no puedes perderte el anfiteatro y la Necrópolis, de la época del emperador Claudio. El Museo de la Necrópolis fue el primer museo de sitio de España. Si te decides por hacer esta visita, no olvides pasar por la tumba del elefante, un santuario dedicado al culto de las divinidades de Cibeles y de Attis.

Avanza en la historia y llega a los años treinta con el teatro Cerezo, donde se realiza el tradicional concurso de agrupaciones del carnaval. 

La ruta medioambiental de los Pilares espera a quienes quieran un baño de naturaleza. Comienza el tour por el pilar de los limones. Pasarás por la artesanal fábrica de licores y anisados, para después disfrutar de la vista con la Vía Verde de Los Alcores.

En Carmona disfrutarás de la esencia de la historia y la tradición. Una ciudad que te ofrece mucho más que un estupendo pasado. Carmona se vive.


Entorno

Carmona está en la Campiña sevillana, en la cota más importante de Los Alcores, con unas vistas impresionantes a la Vega. Guadajoz es una pedanía, situada a unos 12 km de la localidad.

Comarca
La Campiña
Extensión
924.00 Km²
Altitud
235.00 m
Nº habitantes
28.620
Descargas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.