ROCÍO-El Viso del Alcor

Sevilla enamora

Bellísima y típica casa de pueblo andaluz, donde Blas Infante, el padre de la patria andaluza, vivió y se casó. Hoy está habilitada como Casa Rural.

Sobre un altozano que domina el Guadalquivir, Blas Infante diseñó y construyó en 1931 su propia casa. Allí habitó con su familia hasta su detención en 1936.

Rehabilitada en la década de los ochenta y convertida en Plaza Pública con el diseño y dirección de Francisco Moreno Galván. Está constituida por un patio columnado que recuerda a los claustros porticales de un convento. En el centro, destaca una sobria fuente y en un rincón, un ciprés, que recuerda a aquel que cantaba Gerardo Diego. 

Espacio de referencia para la educación, la difusión y la investigación de la historia contemporánea de Andalucía. El Museo custodia los símbolos de nuestra Autonomía y tiene a la Casa de Blas Infante como uno de sus principales valores, junto a la conservación y puesta en valor de su extraordinaria herencia intelectual y humana.