ROCÍO-El Viso del Alcor

Sevilla enamora

Consta de una sola nave con contrafuertes exteriores y cabecera poligonal a la que se adosa un camarín tras un retablo neogótico en el que se encuentra el Santísimo Cristo de la Sangre.

Es del siglo XVI, y aunque no tenga grandes méritos artísticos, existe una gran devoción de la población. Presenta un perfecto estado de conservación. Fue reformada en el siglo XVIII.

La iglesia del Cristo de los Gitanos, cuyo nombre real es Santuario de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias Coronada, es originaria de comienzos del siglo XV. Formaba parte del convento franciscano del Valle, que contaba con la iglesia, dependencias, claustros, jardines y huerta.

Esta iglesia pertenece al convento de las Hermanas de la Cruz y fue construida entre 1929 y 1932. 

Es una muy sencilla, neogótica y con una nave abovedada con lunetos y arcos fajones. El retablo mayor de esta iglesia es también de estilo neogótico y la hornacina central está presidida por una Inmaculada Concepción obra del escultor estepeño Manuel Escamilla en 1967.

La torre del antiguo edificio consistorial de El Viso, situada en la Plaza del Ayuntamiento, se inserta en un edificio de la primera mitad del siglo XX, que sustituye al antiguo edificio de consistorio.

Es uno de los edificios realizados gracias a Doña Rosario Ruiz Ramos, que legó su patrimonio para fines benéficos. El proyecto de la capilla se le encarga a Antonio Llanes del Río, a finales de la segunda década del siglo XX.