La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Badolatosa

263
4

Badolatosa, tierra de bandoleros

Seguro que has oído hablar de Badolatosa y su pedanía Corcoya por el papel de ambas poblaciones en el bandolerismo andaluz. Esta tierra serrana sirvió de escondite al famoso bandolero José María El Tempranillo y a sus hombres. Una historia que aquí conocerás a fondo, gracias a la ruta por las cuevas donde vivió este valiente personaje del siglo XIX. Y es que el bandolero supo elegir un buen enclave para su cuartel general.  

La fundación de esta villa, así como su nombre parecen proceder de la civilización romana. Después de la batalla de Munda que Julio César libró contra Pompeyo y sus hijos, en el año 45 a.C., se cree que el emperador romano cruzó el río Sergelio (Genil) a su paso por el Vadus Latus (Vado Ancho), es decir por el lugar donde se encuentra el pueblo. Parece que fue durante esta época la denominación del poblado Vadus Latus y la localidad nació como agrupación de viviendas con el nombre de Vado de las Chozas.

De otro lado, y mucho más cerca en la Historia, parece ser que la actual denominación de Badolatosa podría proceder de la voz Badolatosa (espaldar mojado), de la época de la dominación árabe en la península. En esta época el pueblo fue una huerta, cuyos productos se usaban para el mantenimiento de las poblaciones más cercanas.

El Vadus Latus, vado alto, como lo llamó Julio César tras la batalla de Munda, es hoy en día un pueblo con un encanto incomparable. En pleno valle del Genil, este río y su entorno forman parte del reclamo turístico de Badolatosa. A medio camino de su pedanía hay unas vistas únicas en el Mirador del Meandro. La belleza inunda sus dos parajes naturales protegidos, los embalses de Malpasillo y de Cordobilla.

En Badolatosa también destaca la simpatía de su gente, la belleza de sus calles y su notable patrimonio monumental: la Iglesia del Socorro, con una réplica de la Sábana Santa, y la Ermita de la Fuensanta en Corcoya, cuyas fiestas en septiembre acogen a muchos vecinos de la zona. 

Badolatosa, una tierra de bandoleros llena de historias y experiencias por vivir.
 

Cómo llegar

Si vas en coche desde Sevilla, la ruta más rápida es por la autovía A-92. En esta, toma la salida 113 para incorporarte a la carretera A-379 para después enlazar con la SE-751 que te llevará a Casariche. En esta localidad coge la A-8325 y en pocos minutos llegarás a tu destino. 

Badolatosa no cuenta con estación de tren, pero puedes coger el autobús que sale desde el Prado de San Sebastián.
 

Cómo moverse

En esta pequeña localidad de la Sierra Sur lo mejor es caminar y pasear por su entorno. Disfrutarás del aire limpio de su naturaleza, así como de sus preciosas callejuelas. No olvides hacer alguna ruta senderista hasta la pedanía de Corcoya.


Razones para visitar

  • Conoce la historia del bandolero más famoso de España en la Ruta del Tempranillo. Solo así visitarás las cuevas donde vivieron este personaje y su cuadrilla. 
  • Contempla unas hermosas vistas del río Genil y su entorno desde el Mirador del Meandro.
  • En el Centro de Interpretación del Río Genil verás una exposición de fósiles de la zona y una sala de taxidermia. 
  • Vive la devoción a la Virgen de la Fuensanta durante su multitudinaria romería en septiembre. Una tradición iniciada en la Edad Media tras el hallazgo de la imagen.
  • Haz senderismo por los parajes protegidos de los embalse de Malpasillo y  de Cordobilla. Ambos catalogados en 1982 como humedales de importancia internacional.
  • Prueba las migas, las achicorias a la flamenca, las alcachofas a la gitana y el gazpachuelo al más puro estilo badolatoseño. Te encantarán estos platos típicos.  
  • Si te gusta la música cofrade, ven en marzo al tradicional Certamen de Marchas Procesionales. Cuenta con unos veinte años de historia. 

 
Qué visitar

El monumento más relevante de Badolatosa es la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro. En este templo de estilo barroco tienes una réplica de la Sábana Santa de Turín. 

Si paseas por sus calles, te encontrarás con la conocida como Fuente de la Molina, un antiguo abrevadero que también sirvió para lavar la ropa. Ahora está restaurado y sigue siendo punto de reunión de los vecinos. 

En la avenida de Cuba puedes contemplar el único edificio del siglo XIX que queda en Badolatosa. La llaman la Casa Grande o de los Santaella, pero es de propiedad privada. Sin duda el lugar más interesante, en el que conocerás mucho sobre los orígenes del pueblo y su zona, es el Centro de Interpretación del Genil. Cuenta con diferentes exposiciones, una sala con fósiles, rocas y minerales y un museo de taxidermia. 

Pero la mejor experiencia la vivirás en la Ruta del Tempranillo. Además de visitar las cuevas que cobijaron al famoso bandolero y a su cuadrilla, disfrutarás del entorno natural de este municipio. Así, mientras haces el recorrido, te encontrarás con una noria árabe en las Huertas del Duque, te encantarán las visitas desde el Mirador del Meandro y, por último, llegarás a la pedanía de la Corcoya para visitar la ermita de la Fuensanta. Una imagen también muy venerada por El Tempranillo. 


Entorno

Badolatosa está a 134 km de Sevilla, enclavada en el valle del río Genil, dentro de la comarca turística de la Sierra Sur. En su término municipal se encuentran los embalses de Cordobilla y Malpasillo, dos Parajes Naturales Protegidos.

Comarca
Sierra Sur
Extensión
47.80 Km²
Altitud
219.00 m
Nº habitantes
3.094
Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.