Ferias y Romerias

Sevilla enamora

Construida en el siglo XV, presenta una sola nave. Su interior es un bello ejemplo del mudéjar popular con una característica cubierta de madera que recoge una imagen de San Diego, obra de Castillo Lastrucci en el siglo XX. La fachada de los pies corresponde al primer cuarto del siglo XVI. El templo ha sufrido a lo largo de su historia varias transformaciones, la última en 1966.

El santuario antiguo, del siglo XIV, se levantó en término de Azuaga y Don Enrique, infante de Aragón y gran maestre de la Orden de Santiago, lo cedió a Guadalcanal el 10 de abril de 1428. Hubo debates y contiendas entre ambas villas, por lo que el gran maestre nombró jueces.

Situada a escasos kilómetros de la localidad, en la carretera que conduce a Malcocinado y en una finca de propiedad particular, es el último vestigio que se conserva del antiguo monasterio Basilio. La ermita que ha quedado como almacén del actual cortijo consta de una sola nave dividida en dos tramos, uno de bóveda de cañón y el otro de cúpula.

La actual ermita se levanta en el mismo solar que ocupó el templo primitivo, que debió ser un modesto edificio mudéjar de una nave, precedido o rodeado de pórticos, y flanqueada por dependencias como la casa del santero y la hospedería, donde el pueblo de Cazalla rendía culto a la Virgen del Monte a

El origen del santuario se encuentra a comienzos del siglo XVI, cuando Antonio Barrados consiguió permiso para edificar una ermita dedicada a la Virgen de Consolación, teniendo como imagen titular la cedida por el convento de Ntra. Sra. de la Antigua.

El origen del Santuario se encuentra a comienzos del siglo XVI, cuando Antonio Barrados consiguió permiso para edificar una ermita dedicada a la Virgen de Consolación, teniendo como imagen titular la cedida por el convento de Ntra. Sra. de la Antigua.