Carnaval

Sevilla enamora

Este antiguo hospicio enfermería de los monjes basilios fue convertido en casa de vecinos. Su claustro de dos plantas consta de un patio interior con galería de arcos de medio punto, soportados por columnas toscanas, encuadrado cada arco en un alfiz, mientras que la parte superior de menores dimensiones se ha modificado totalmente por las sucesivas intervenciones.

El peón caminero era en España el encargado de cuidar a pie de camino del estado de las carreteras en cada legua (unidad de distancia equivalente a unos cinco kilómetros y medio). Gozaba de la dotación de cinco reales diarios además de la casa habitación que estaba situada en la mitad de la legua que les estaba señalada.

La Casa de los Ponce de León de Utrera es un importante edificio nobiliario de esta localidad, residencia de la familia que ostentó la propiedad de Utrera una vez reconquistada la población a sus ocupantes musulmanes.

Paralela a la calle San Pedro, monumental y artística, se eleva también en suave pendiente la antigua calle de Sevilla. Su perspectiva es única. Presidida por la inmensa mole de la Colegiata, parece arrancar esta vía del higueral mismo que rodea al primer templo de esta localidad.

Osuna posee el casco histórico mejor conservado de Andalucía, por lo que está declarada Conjunto Histórico Artístico desde 1967.

La arquitectura doméstica en el siglo XVIII adquirió en la Campiña una dimensión extraordinaria, reflejando el resurgir de la economía agraria de sus pueblos.

Sin duda es el más pintoresco de todos los edificios del casco antiguo. Se construyó en 1905 por la cantaora Lola la de Lucena, siendo posteriormente sus dueños la Familia Benjumea. Más tarde, pasó a ser propiedad de una congregación de religiosas y actualmente es de propiedad particular.