Mantecados

Sevilla, bella y diversa

Perteneciente a la Orden de San Jerónimo, se ubica desde 1943 en la calle Corredera, tras ser destruido su originario convento.

De su sencilla capilla rectangular conviene enumerar: el retablo mayor con una imagen de la Virgen de la Asunción del XVI, un lienzo del milagro de multiplicación de los panes y los peces y un pequeño Crucificado, ambos del siglo XVII.

Convento de clausura de monjas Franciscanas de la orden de Santa Clara. Fundado con la autorización del Papa Pío II y bajo la protección de la duquesa de Arcos, es el más antiguo de los conventos femeninos de Carmona.

La Iglesia del Convento de Santa Clara se encuentra en los Jardines de la Carrera, en la localidad sevillana de Morón de la Frontera. Su capilla es rectangular (siglo XVIII) y pertenece a las monjas de clausura de Santa Clara.

El convento de Santa Clara de Alcalá de fue fundado en el año 1597. Al parecer, las primeras ocupaciones de este convento se remontan al siglo XVI y está a cargo de la Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara, conocidas popularmente como clarisas.

En cada época, han ido creciendo para atender de modo satisfactorio las exigencias del mercado, incorporando la tecnología precisa que garantice el futuro de la compañía.

Esta famosa fábrica lleva más de 50 años elaborando productos para el deleite de los consumidores, recogiendo la gran tradición en repostería heredada desde hace siglos, procedente de ricas y variadas culturas en Andalucía, amantes de lo sorprendente y de lo exquisito.