Écija Palacio Peñaflor

Sevilla enamora

Las vidrieras de la Catedral de Sevilla constituyen uno de los conjuntos más extensos, homogéneos y mejor preservados de las catedrales españolas. Las 138 vidrieras conservadas suponen, además, un magnífico capítulo para conocer la historia de esta técnica en la península Ibérica, desde el siglo XV hasta el XX.

Desde el punto de vista constructivo presenta tres momentos diferentes. El primero entre los siglos XIV y XV, construyéndose una iglesia mudéjar con tres naves, ábside poligonal y torre-fachada. En 1538 se inicia la segunda etapa, que no llegó a concluirse, en la que se derribó parte de la obra anterior, comenzándose la edificación de un nuevo templo de tipo renacentista.

Nombrada por los expertos la pequeña catedral de la Sierra Sur, declarada Bien de Interés Cultural, se trata de un edificio notable erigido entre 1506 y 1730 sobre las ruinas de un templo medieval, construido en tres naves de piedra caliza y consta de elevadas bóvedas sostenidas por column