Écija Palacio Peñaflor

Sevilla enamora

El inmueble es una obra encargada al maestro Sevillano Ambrosio de Figueroa en el siglo XVIII para guardar y restaurar enseres de la iglesia de San Juan Bautista y almacenar sus granos. Todo ello consta en los libros de fábrica. El edificio pertenecía a la parroquia, prueba de ello es la cruz de San Juan que se conserva en la puerta principal.