Mantecados

Sevilla, bella y diversa

Se encuentra situado en la avenida de María Luisa. Su construcción data del año 1929. Con motivo de la Exposición Iberoamericana de Sevilla (1929) se decidió construir lo que se conocería como el pabellón de Sevilla y que estaba compuesto de dos elementos que a la vez se articulaban entre sí: el Casino y el Teatro de la Exposición.

El Coliseo, de claro estilo regionalista, es uno de los mejores edificios de esta tendencia y se enmarca en el conjunto de operaciones urbanas que a partir de 1911 se realizaron en la ciudad de Sevilla con motivo de la Exposición Iberoamericana del 1929.

Situado en la avenida de La Raza, dispone de una exposición permanente de 1 600 m², instalada en dos naves, herencia de la exposición Iberoamericana de 1929, y que han sido rehabilitadas para tal fin. Dispone varias salas con contenidos referidos al Puerto de Sevilla y las señales marítimas.

La Plaza de España, de unos 50 000 m², está situada en el extremo noreste del parque de María Luisa. Fue construida por el arquitecto Aníbal González entre 1914 y 1929 con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929.

La Plaza América está en el parque de María Luisa y fue proyectada y dirigida por el arquitecto Aníbal González y Álvarez-Osorio (1876-1929).

El Parque de María Luisa está formado en parte por los jardines del Palacio de San Telmo, donados en 1893 a la ciudad de Sevilla por la infanta María Luisa (duquesa de Montpensier) que se incorporaron al patrimonio urbano en 1911. En 1893 se realizó el Costurero de la Reina y un invernadero de estructura metálica.

La Exposición Iberoamericana tuvo lugar en la ciudad de Sevilla. Fue inaugurada el 9 de mayo de 1929 y fue clausurada el 21 de junio de 1930. Se realizó para dar muestra del hermanamiento entre España, Hispanoamérica, Estados Unidos, Portugal y Brasil.