Osuna Colegiata

Sevilla, bella y diversa

El Pilar del Barranco es un antiguo abrevadero al que se llevaba el ganado en lo que fue una hondonada o barranco. Allí confluyen algunas corrientes de agua subterránea existentes bajo la población. Está surtida de agua por una mina que conduce el agua desde el callejón del Parpagón.

En el año 2009 se impermeabilizó y se restauró. 

Esta aula de la naturaleza y granja escuela ofrece una propuesta amplia, contemplando una serie de actividades encaminadas a animar la sensibilización y la concienciación ambiental, y promover aptitudes que favorezcan la conservación y, en ocasiones, la recuperación de nuestra flora y fauna autóctona.

Esta ganadería fue formada por Romualdo Jiménez con reses de Flores y de Veragua, y ya en poder de su hijo, Francisco Jiménez, se aumentó con reses de Santa Coloma y Argimiro Pérez-Tabernero.

Es un equipamiento de educación ambiental y turismo rural ubicado en una finca de siete hectáreas de bosque mediterráneo, localizado en el término de Castilblanco de los Arroyos, Sevilla, y enclavado en un área de gran riqueza cultural y biológica próxima al Parque Natural Sierra Morena.

En la visita a la finca se muestran los tentaderos, las yeguas y los toros bravos, con una explicación del proceso de cría de caballos y reses bravas.

El centro del Valle de la Osa, junto al río de la villa, que discurre oculto a la vista del viandante, es de construcción más reciente (entre los siglos XV y XVIII). Esta zona la constituyen calles más amplias, adaptadas a la zona llana, y que muestran el poder económico de terratenientes, comerciantes e industriales de la época.

Al dividirse la ganadería de Nicanos Villa, la parte correspondiente a su hija Carmen Villa Lázaro fue adquirida en 1959 por Domingo Dominguín, que la inscribió a nombre de su esposa, Carmen Aparicio Alfayate.