Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Torre de la Plata

1327
1

La Torre de la Plata, de planta octogonal, se construyó en el siglo XIII por los almohades y formaba parte de las murallas que rodeaban la ciudad de Sevilla. Se trataba del final del recinto amurallado y se anexionaba con un muro a la Torre del Oro. Con la llegada al poder del rey Fernando III, la torre adoptó el nombre de Torre de la Victoria, aunque se siguió llamando de forma popular Torre de la Plata.

En el siglo XVI, la función defensiva de la muralla se había perdido y, por consiguiente, ésta sirvió de soporte a casas, comercios y almacenes. Este hecho hizo que la propia Torre de la Plata fuera perdiendo importancia en la ciudad.

Hasta época reciente sirvió como vivienda, quedando escondida su silueta entre edificios adosados, entre los cuales solo asomaban las almenas y poco más. Fue restaurada parcialmente en 1992 y tanto la torre como su entorno inmediato están en proceso para su mejor revalorización.

Se trata de una torre de planta octogonal de lados irregulares en la cual se sabía de la existencia de dos dependencias: una situada en planta baja, sobre la que se situaba una en planta principal con salida a la cubierta superior, cerrada por un antepecho almenado. No obstante, las obras de restauración han descubierto un espacio inferior que servía de aljibe para la recogida de aguas.

La planta inferior se cubre con una bóveda de crucería de un gótico primitivo, dispuesta en ocho elementos que soportan otras tantas nervaduras y que arrancan de unas sencillas pilastras con unas no menos simples impostas y vienen a unirse todas en una clave de forma poligonal.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.