Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Parque de María Luisa

674
2

El Parque de María Luisa está formado en parte por los jardines del Palacio de San Telmo, donados en 1893 a la ciudad de Sevilla por la infanta María Luisa (duquesa de Montpensier) que se incorporaron al patrimonio urbano en 1911. En 1893 se realizó el Costurero de la Reina y un invernadero de estructura metálica. En 1910, se escoge el parque como ubicación principal de la futura Exposición Iberoamericana que tendría lugar en 1929.

En enero de 1911, se iniciaron los trámites para la reforma del parque para el evento, eligiéndose a Aníbal González como director de la parte arquitectónica de la exposición y a Jean-Claude Nicolás Forestier, paisajista francés, para las obras de jardinería.

Las obras se realizaron entre 1912 y 1922. El paisajista transformó lo que eran unos jardines palaciegos en un parque público adaptado al clima y al paisaje de la ciudad, dándole un toque romántico inspirado en los jardines del Generalife y de la Alhambra o los del Real Alcázar de Sevilla. De esta fecha, datan la Glorieta de los Lotos, el Jardín de los Leones y la Fuente de las Ranas.

La primera fase se inauguró el 18 de abril de 1914, iniciándose a su vez en este año la construcción de la Plaza de España. Para la Exposición Iberoamericana se construyeron en la Plaza de América tres edificios: el pabellón Mudéjar, el pabellón Real y el pabellón de Bellas Artes.

Hasta la inauguración de la Exposición del 1929 se fueron construyendo también distintas glorietas con reminiscencias literarias y culturales como Glorieta de Bécquer (1911), Glorieta de Cervantes (1916), Glorieta de Masy Prat (1924) y Glorieta Hermanos Álvarez Quintero (1925-26), que tendrían su continuación en años posteriores.

Horario

Todos los días: 8:00 - 24:00

Precio:

Gratis

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.