Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Murallas Hins-Alfaray

94
2

Las murallas Hins-Alfaray son uno de los principales vestigios de la población islámica que se asentó en este territorio allá por el siglo XII, durante la época almohade. Se trataba de un recinto fortificado, un circuito de murallas que rodeaban la atalaya principal y servían para defender tal asentamiento.

Estas fortificaciones fueron construidas por orden del califa Yagub Al-Mansur, aprovechando algunos restos de una muralla romana. Con el tiempo, la fortaleza pasó a convertirse en la residencia del afamado rey de la taifa de Sevilla y poeta Al-Mutamid. Con la conquista cristiana, Pelayo Pérez Correa tomó dicha fortaleza, la usó como cuartel y la entregó a la Orden de Malta.

En la actualidad se encuentran en buen estado de conservación y cercan la barriada del Monumento de San Juan de Aznalfarache, en la que se encuentra el Monumento del Sagrado Corazón, construido para albergar los restos del cardenal Segura.

En este recinto amurallado también se encuentra el Centro de Interpretación del Patrimonio Arqueológico, donde el visitante puede visualizar y contemplar los restos hallados en este municipio (turdetanos, romanos, almohades), de entre los que destaca el lagar de Osset, un espacio de época turdetana dedicado al almacenamiento de vino.

Por último, cabe destacar que todos estos se encuentran dentro de la Ruta Arqueológica de San Juan de Aznalfarache, a través de la cual el visitante puede conocer de primera mano los restos arqueológicos de la localidad.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.