Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Monasterio de San Clemente

116
0

El convento de San Clemente sostiene un pedazo de la historia de la ciudad de Sevilla. Por un lado, contiene las memorias de los eventos importantes en el mundo árabe y, además, la historia y el arte de la ciudad.

El 23 de noviembre del año 1248, Festividad de San Clemente, tras conquistar Sevilla, hizo su entrada en la ciudad el rey Fernando III el Santo. En conmemoración de tal acontecimiento, se fundó el Real Monasterio de San Clemente, de la orden del Císter. Pero la primera noticia cierta de que el monasterio de San Clemente está formado por una comunidad religiosa, al frente de la cual se encuentra una abadesa, es de 1284.

El monasterio experimentó períodos oscuros durante la invasión francesa y posteriores problemas económicos, de los que logró sobrevivir para convertirse en un lugar de artistas. Historia de más de siete siglos, a lo largo de la cual el monasterio ha pasado por fases muy diferentes.

De entre sus muchas obras de arte, destacan su espectacular retablo mayor, estructurado en dos cuerpos, tres calles, un ático doble y un banco; el retablo de San Juan Evangelista, donde el Bautista exhibe las claves estéticas e iconográficas del manierismo sevillano; la Virgen de los Reyes, que sigue el modelo de la conservada en la capilla Real de la Catedral, y que ha sido datada a finales del siglo XIII mientras que el Niño es una obra del XVIII; y la techumbre de carpintería, formada por cinco paños decorados por una tupida red de lacería al uso tradicional mudéjar.

Asimismo, el monasterio destaca por los diferentes productos de repostería que elaboran las hermanas en su obrador. Además, ofrecen el servicio de hospedería monástica, lugar propicio para pasar unos días de oración y retiro.

Horario

Lunes a miércoles y sábados: 10:00-12:45/16:00-18:00
Jueves y viernes: 16:00 - 17:30

Precios:

3 €. Importante concertar visita en Telf. 954 378 040

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.