Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Monasterio de La Cartuja

157
0

La Cartuja de Cazalla dedicada a la Inmaculada Concepción se encuentra en un lugar idílico cargado de historia, rodeado de bosques, un manantial de agua inagotable y vistas excepcionales. Hay vestigios celtas, fenicios, romanos, musulmanes y cristianos. Parece ser que los primeros que se afincaron en este lugar fueron los fenicios que crearon la Ruta de la Plata y explotaron las minas del Cerro del Hierro.

En el siglo VIII llegaron los Fihríes de Marruecos, quienes construyeron en el recinto denominado El Castillejo una mezquita, el molino de aceite más grande de Andalucía y un molino de harina, conservándose restos de todas estas construcciones.  Cuando se marcharon los musulmanes en el siglo XIV se conoce que Don Pedro El Cruel, rey de Castilla y León, se hospedaba en El Castillejo y cazaba osos con el Príncipe de Gales, conocido como El Príncipe Negro.

Entre 1417 y 1420 Fray Lope de Olmedo construyó el monasterio de San Jerónimo de Acela sobre el recinto y en 1476 los monjes Cartujos relevaron a los Jerónimos en el monasterio.  Los monjes hospedaban a los peregrinos que hacían el Camino de Santiago en la Casa del Peregrino y se dedicaban a la labranza de las tierras, también introdujeron sus técnicas de elaboración de licores hoy mundialmente conocidos como licor de Cazalla.

En 1836 los monjes fueron expulsados de la Cartuja a causa de la desamortización de Mendizábal y el monasterio se convirtió en una ruina hasta que en 1973 lo compró el inglés Alexander Harrington y lo vendió a Carmen Ladrón de Guevara que vio su potencial e inició un gran trabajo de restauración, consiguiendo el premio Europa Nostra en 1986. Los dueños actuales, La Cartuja de Cazalla S.L., compraron el monumento en 1995 y han continuado la rehabilitación general.

Así, el antiguo monasterio es hoy Hospedería y Centro de Cultura Contemporánea. Como Centro de Cultura Contemporánea alberga una exposición permanente de más de 100 obras distribuidas por el claustro central y las distintas dependencias. Los jardines del recinto muestran también obras de cerámica y pintura de artistas contemporáneos. Fue declarado Monumento de Interés Cultural en 1996.

Horario

Abierto al público sábados, domingos y festivos de 11 a 15 horas.

Precio visita:  Adultos 4 €, jubilados / estudiantes 3 €, niños 2 €. Visitas guiadas para grupos (min 15 pers.) con cita previa.
 

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.