Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Iglesia Parroquial San Pedro Apóstol

100
1

Edificio declarado Bien de Interés Cultural. Corresponde al estilo barroco en su momento de transición al neoclasicismo. Fue construido a partir de 1780 sobre una iglesia anterior de estilo mudéjar que hubo de derribarse como consecuencia de los daños sufridos por el terremoto de Lisboa (1755). Su construcción finalizó en 1801.

La primera fase la realizó el arquitecto Antonio Matías de Figueroa, actuando como maestro de obras Antonio Caballero, alarife ecijano que labró las portadas norte y sur. La segunda fase comenzó después de la paralización que sufrió la obra en 1788 debido a un fallo en la estructura de la cúpula. Se inició de nuevo en 1794 bajo la dirección del arquitecto de la diócesis de Sevilla José Echamorro, que la finalizó y levantó la torre.

El templo tiene planta de salón de tres naves y testero plano. Las naves están cubiertas con bóvedas vaídas y el crucero con una airosa cúpula sobre pechinas, decorada con yeserías. En el exterior, la cúpula presenta un tambor con ventanas y una media naranja, construida con ladrillos dispuestos horizontalmente en forma de rosca dentada, rematando el conjunto una linterna adornada con estípites.

En el interior, destacan un Crucificado del siglo XVI, situado a los pies de la nave de la Epístola, el retablo mayor neoclásico y el decorativo retablo de la capilla sacramental, tallado y dorado en la plenitud del barroco, decorado con columnas salomónicas y con óleos sobre tabla cuya iconografía se refiere a los misterios del Rosario. Es también una obra notable el órgano de la parte alta del coro, que se montó en la iglesia en 1801.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.