Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Iglesia de Santiago el Mayor

89
1

Santiago ahonda sus raíces en el origen de Utrera como ciudad. Frente al castillo y en la primitiva iglesia que ocupaba este solar se constituye el germen de la actual población de Utrera. Según las crónicas, la primitiva iglesia de Santiago fue saqueada en la segunda mitad del siglo XIV por una razzia de Mohamed V de Granada. Tras años de abandono se retoman las obras de reconstrucción, que culminan con esta portada, ejemplo del barroquismo gótico del estilo Reyes Católicos en Andalucía occidental.

El edificio presenta planta de salón rectangular formada por tres naves de igual altura consiguiendo una elevación general de las cubiertas del templo, pretendiendo que el feligrés no solo se sorprendiera, sino que sintiera la omnipotencia de Dios. Este aspecto se ve enfatizado por una luz amplia y difusa que inunda todo el espacio de la iglesia.

Espectacular es el bosque de palmeras que forman sus ocho pilares fasciculados, destacando por un mayor diámetro los del altar, cuya conformación invita a pensar en la proyección de una gran cúpula gótica, no realizada según las noticias recogidas. Ese palmeral se cubre con un cielo estrellado, programa pictórico desarrollado generalmente en este tipo de bóvedas de nervadura.

Durante los siglos XVII y XVIII, la parroquia de Santiago se hizo eco de las estéticas barrocas, destacando las capillas de San José y San Antonio, donde la diversidad de materiales y la organización de los espacios muestran diferentes ejemplos del barroco andaluz. El campanario alberga la campana más antigua de Utrera, llamada de San Fernando, fechada en 1483 y sufragada por el cabildo municipal.

Horario

Horario de Verano:

Martes a sábado: 19:00 a 22:00.

Domingos de 10:00 a 12:00 y de 19:00 a 22:00.

Horario de Invierno:

Martes a sábado de 18:00 a 21:00.

Domingos de 10:00 a 13:00 y de 18:00 a 21:00.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.