Santiponce Itálica

Patrimonio

Un inmenso legado por descubrir

Castillo Medieval

83
0

El castillo de Lebrija está situado en el punto más alto de la localidad que le da nombre y así ha estado dominando la ciudad desde su construcción durante el período medieval.

Lebrija conservó un importante valor estratégico para el control y defensa del estuario del Guadalquivir durante el dominio musulmán. Por ello, el castillo se construyó sobre una fortaleza romana que, unido a la muralla construida por el mismo Imperio romano alrededor de la ciudad, cumpliría las funciones de alcázar.

En el año 1249, la conquista cristiana trajo consigo un largo período de inestabilidad para el castillo, manteniéndose hasta el siglo XV un uso exclusivamente militar. A principios del siglo XVI dio comienzo el proceso de ruina del edificio debido a la pérdida de este uso quedó deshabitado durante muchos años.

Finalmente, a principios del siglo XIX, la invasión de las tropas francesas supuso la realización de una serie de obras nunca acabadas que terminaron por arruinar la mayor parte del edificio.

Del castillo medieval apenas se conservan restos visibles salvo algunos paños de muralla y dos torres defensivas. La fortificación constaba de tres ámbitos diferenciados: alcazaba o recinto alto, con muralla interior presidida por la desaparecida torre del homenaje; recinto intermedio, donde se situaba la plaza de armas, hoy convertida en una gran explanada que acoge la ermita de Ntra. Sra. del Castillo, y un recinto bajo, en la actualidad ocupado por edificaciones privadas entre cuyas medianeras se alza una de las torres del castillo de Lebrija, todavía visible desde calle Sochantre Juan Porté.

En el año 1985 fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y desde entonces se han sucedido una serie de actuaciones con el objeto de garantizar la estabilidad y conservación de los restos del castillo.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.