Pinares de Doñana

Espacios naturales

Más de trescientos parajes y reservas naturales

Melojares de Cerro Negrillo y de la Cañada Real del Robledo

86
0

El roble melojo o rebollo es un árbol caducifolio poco frecuente en Andalucía que está clasificado como especie vulnerable en el Catálogo Andaluz de Flora Silvestre Amenazada. Vive en zonas muy restringidas, con elevada precipitación o condiciones microclimáticas especiales, con altitudes entre 600 y 2000 m, y suelos ácidos y descalcificados, profundos y ricos en materia orgánica, encontrándose en la provincia de Sevilla sólo en la Sierra Morena Sevillana. Dentro del Parque Natural ocupa una superficie de 375 ha, distribuida entre Constantina y San Nicolás del Puerto. Lo más característico de este árbol son sus hojas, profundamente lobuladas y su capacidad de reproducirse por rebrote a partir de raíces superficiales.

Ubicados en pleno Parque Natural de Sierra Norte localizamos las zonas de los Melojares de Cerro Negrillo y de la Cañada Real del Robledo.

El Cerro Negrillo es con sus 900 m uno de los picos de mayor altitud de la Sierra Morena Sevillana. Situado al norte del término de Constantina y al sur del Cerro del Hierro, el Cerro Negrillo cuenta con un microclima especial, siendo una de las zonas de mayor precipitación de la Sierra Morena Sevillana, junto con las sierras del Pimpollar y Padrona de El Real de la Jara. El melojar que se desarrolla sobre el Cerro Negrillo está formado por robles melojos jóvenes pero de gran porte, acompañados de ejemplares de alcornoque, encina, quejigo y matorral denso. También hay que destacar la presencia de la única especie de vegetal endémica de este Parque Natural: gyrocarium oppositifolium, planta de la familia boragináceas que vive en pastizales y claros de matorrales y bosques, sobre suelos graníticos. Por su altura y su ubicación, el cerro es de gran interés paisajístico, contando con un mirador panorámico.

El melojar de la Cañada Real del Robledo es una masa de roble melojo, con ejemplares de hasta 21 m de altura, que bordean un tramo de 600 m de esta vía pecuaria. Junto a ellos, encontramos también algún ejemplar de quejigo, y matorral compuesto por jara pringosa y zarza, principalmente.

Categoría
Otros

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.