Pinares de Doñana

Espacios naturales

Más de trescientos parajes y reservas naturales

Complejo Endorreico de Lantejuela

248
7

Este complejo lagunar se sitúa entre Lantejuela y Osuna, y es un vestigio de lo que antes era un gran humedal que llegaba a cubrir unos 600 km2, extendiéndose hasta Écija.

Este conjunto de lagunas, nueve en total, tienen un excepcional valor por ser las últimas lagunas que se conservan de lo que debió de ser uno de los mayores humedales de toda la depresión del Guadalquivir.

Ahora estas lagunas son de tipo endorreico porque no están conectadas a ningún arroyo o río y algunas de ellas prácticamente han dejado de existir como lagunas naturales.

De estas lagunas destacan las de Ballestera y Calderón Chica, ambas protegidas como Reserva Natural por contener la planta Althenia orientalis. Y la laguna del Gobierno, por tener agua durante todo el año debido al aporte de las aguas residuales depuradas de Lantejuela. Esto hace que tenga una forma particular y que la composición de sus aguas sea diferente. Todo ello a su vez le confiere un carácter propio que se traduce en la presencia de una interesante comunidad de especies de flora y de fauna, tanto acuática como terrestre.

Comarca
Categoría
Reserva natural
Superficie
895.86 Ha
Flora

La vegetación presente en la laguna de Calderón Chica es escasa, formada por algunos pies aislados de taraje junto con algunos ejemplares de juncos, salicornias y otras especies adaptadas a condiciones de alta salinidad.

Por su parte, en la laguna de la Ballestera también aparece una vegetación perilagunar muy degradada, conservándose zonas de carrizal y pies aislados de taraje. A pesar de ello, esta laguna posee una importancia excepcional por la presencia de dos especies de plantas acuáticas, del género Althenia, de distribución muy limitada en Andalucía.

Fauna

Destaca la abundancia de aves acuáticas, funcionando Lantejuela como zona de mantenimiento, cría y descanso durante la migración de numerosas especies de aves. Entre las que frecuentan este complejo son las anátidas las más abundantes, en particular el ánade real, siendo también comunes el ánade friso, el ánade silbón, el pato cuchara, el pato colorado y el ganso. También se contemplan con regularidad bandas de flamencos que suelen ser especialmente abundantes en primavera.

Coincidiendo con el paso migratorio en primavera y otoño, son frecuentes los limícolas, entre los que destacan la cigüeñela. Las gaviotas hacen uso irregular del espacio. Asimismo, se pueden observar diversas rapaces, entre las que destacan el aguilucho lagunero, el aguilucho cenizo y el ratonero.

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.