La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Peñaflor

560
2

Peñaflor, un tesoro a orillas del Guadalquivir

Peñaflor es un pequeño pueblo lleno de grandes tesoros históricos y monumentales. Este municipio de la Vega del Guadalquivir debe todo su esplendor a la época romana, en la que bajo el nombre de Celti acuñó moneda propia. Se han encontrado numerosos restos de esta época tanto en la villa como en su término municipal. Podemos destacar, entre otros, termas, acueductos, muelle sobre el Guadalquivir, alfar, panteón familiar y algunos incrustados en los edificios del casco urbano.

De su rico patrimonio histórico destaca la parroquia de San Pedro Apóstol, conocida popularmente como la catedral de La Vega. Pero lo más llamativo son las casas cueva en lo que fuera la necrópolis romana, que sirvieron de vivienda a algunos vecinos hasta el siglo XIX.

Piérdete por sus bellas calles, repletas de casas típicas andaluzas y de señoriales balcones de forja. Pregunta por la leyenda de la blanca flor y la historia de los Santos Mártires, para saber de dónde viene el nombre de esta localidad. Disfruta de su gente, acogedora y alegre, que harán de tu visita una experiencia inolvidable. Y, sobre todo, no te pierdas sus fiestas donde se mezclan el fervor popular con las mejores tradiciones culinarias.


Cómo llegar

Si vas en coche desde Sevilla debes tomar la N-IV y a la altura de Carmona coges la A-457 hacia Lora del Río. Después incorpórate a la C-431 hasta llegar a tu destino.

En tren tienes diferentes trayectos a lo largo del día desde la Estación Santa Justa de Sevilla. Pero si decides viajar en autobús, puedes hacerlo desde la Estación Prado de San Sebastián


Cómo moverse

En Peñaflor lo mejor es pasear por sus calles y descubrir sus bellos rincones. Es una localidad pequeña por lo que no te cansarás recorriendo su casco histórico.


Razones para visitar

  • Pasea por el barrio de la Morería y déjate sorprender por los restos de la antigua ciudad romana de Celti.

  • Conoce la casa donde se casó y vivió Blas Infante, el padre de Andalucía. Conserva toda su arquitectura original.

  • Visita la ermita de los Santos Mártires, patronos de Peñaflor, y descubre la leyenda que da nombre al pueblo.

  • No te pierdas en febrero el tradicional Concurso de Migas. Un evento muy esperado y que se celebra desde hace más de diez años. 

  • Vive un día de Todos los Santos diferente en Peñaflor. Aquí los vecinos celebran una convivencia en el campo en la que no falta la buena gastronomía del pueblo.

  • Prueba los platos típicos en cualquiera de sus restaurantes, como el popular conejo empanado. Te encantará.


Qué visitar

Comienza tu recorrido por el Barrio de la Morería en el centro de la localidad. En este lugar podrás visitar el Conjunto Arqueológico Casas Cueva, en lo que fuera la necrópolis de la ciudad romana de Celti. Estas cuevas, antes sepulcros, se reutilizaron como viviendas y aún conservan las hornillas de las cocinas. Continúa por este barrio, en el que se erigen los restos del Castillo Almohade y el templo más importante de Peñaflor, la iglesia de San Pedro Apóstol, conocida como la catedral de La Vega. Esta parroquia se levantó de nuevo en el siglo XVIII porque la original, de estilo mudéjar, fue destrozada por el terremoto de Lisboa de 1755.

Dirígete ahora hacia la calle Blancaflor, donde se ubica la ermita de los Santos Mártires, los patrones del pueblo. El interior de esta capilla es una tumba romana excavada en la roca y en ella reposan los cuerpos de San Críspulo y San Restituto. Ambos martirizados en la invasión árabe y cuya leyenda ha dado el nombre a este pueblo.

Continúa paseando por las bellas calles de Peñaflor y contempla algunos palacios barrocos como la antigua Casa Cuartel o la Casa Rectoral. También te sorprenderán los restos arqueológicos totalmente integrados en el mobiliario urbano como la esquina sur del antiguo Pósito, hoy Biblioteca Municipal; las bases de columnas en la calle Nueva; o el fragmento de ara en la calle Concepción Ruiz. Y si quieres ver una casa típica andaluza de principios de siglo XX, en la calle Juan Carlos puedes entrar en la vivienda donde se casó y vivió Blas Infante, el padre de Andalucía. Este trabajó de notario en Peñaflor donde se enamoró y contrajo matrimonio. La casa nupcial de Blas Infante conserva su arquitectura original y sirve en la actualidad de hospedaje rural.

No te pierdas otros lugares de interés como la ermita de la Encarnación, en la parte más alta de la localidad junto al Yacimiento arqueológico de Celti; el convento de San Luis del Monte, llamado así porque antiguamente estaba situado a las afueras del pueblo; o la ermita de Villadiego, en cuya zona se celebra cada mes de agosto la Romería de Peñaflor.

Otra opción es hacer una ruta senderista por los alrededores del municipio y descubrir los restos de las Minas de Peñaflor. Estas, junto a la antigua Fábrica de Harinas, permitieron el crecimiento económico del pueblo a principios del siglo XX y favorecieron a la llegada del ferrocarril.


Entorno

Peñaflor dista unos 77 km de Sevilla y se ubica en la comarca de la Vega Alta del Guadalquivir. También está situado en las estribaciones de Sierra Morena, frontera con la provincia de Córdoba. En sus inmediaciones encontramos el yacimiento arqueológico romano Celti, yacimiento declarado Bien de Interés Cultural.

Comarca
Guadalquivir-Doñana
Extensión
83.00 Km²
Altitud
52.00 m
Nº habitantes
3.669

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.