La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

Gilena

110
3

Gilena, lugar de la piedra

Gilena es una Villa andaluza situada en el Valle que rodea el macizo montañoso denominado “Sierras de Gilena”. A igual que Municipios limítrofes formó parte de la Antigua Encomienda de Estepa, de la Orden de Santiago, después Marquesado del mismo nombre, instituido por Felipe II en la familia Centurión.

Debido a su situación geográfica y a la abundancia de agua, por las tierras de este término Municipal, han pasado toda clase de civilizaciones, y cada una de ellas nos dejó su huella, y prueba de ello son los numerosos restos arqueológicos del Calcolítico, final del Bronce, Ibéricos, Romanos, Visigodos y Árabes.

Los primeros asentamientos tuvieron lugar junto al manantial de aguas cristalinas que fluían de las Sierras por el “Ojo de Gilena”, así como a lo largo de su cauce.

Sobre el nombre de Gilena no sabemos a ciencia cierta cuáles fueron sus orígenes, si bien, pudiera provenir de “Silex”, piedra, o “Silena”, lugar de la piedra.

En tiempos de la dominación musulmana ya se le conocía con el nombre de “Yilyana”, posteriormente con el nombre de “Lugar de Gilena”, después “Puebla de Gilena”, y finalmente “Villa de Gilena”.

Gilena fue cabecera de un distrito de la “Cora”, y tuvo el honor de figurar en la obra del geógrafo de los siglos XII y XIII Yaqut Al-Hamawi, “El Libro de las Naciones”, donde se alababan los maravillosos productos cosechados en su Ribera, con especial mención la de sus manzanas, famosas en todo Al-Andalus. De las aguas del Ojo de Gilena se utilizaba su energía hidráulica, para mover los molinos de harina que construyeron los árabes a lo largo de la Ribera. Verificada la Reconquista y en poder de sus nuevos dueños cristianos, los molinos y huertas de Gilena fueron platos codiciados por los Alcaides y Comendadores para sus mayorazgos.

Esta localidad posee un entorno de gran riqueza natural, con rutas de aventura muy divertidas por su sierra. Aquí puedes practicar senderismo, hacer enduro y montar en bicicleta. Además, disfrutarás de las mejores vistas de la Campiña sevillana. 

Pero esta encantadora localidad también te conquistará por la tranquilidad que se respira en sus calles y por su gente hospitalaria. Disfruta conociendo su coqueto patrimonio y degustando la gastronomía local, a base de carne de caza y hortalizas de cosecha propia. 

Y vive sus fiestas. Una de ellas recrea su pasado romano, el Castra Legionis. Se celebra en septiembre y te hará sentir como un verdadero legionario romano. Así conocerás la historia de Silex, la Gilena de la antigua Bética. 

¿A qué estás esperando? 


Cómo llegar

En coche desde Sevilla, la ruta más rápida es por la autovía A-92 hasta la carretera comarcal SE-486. Luego te incorporas por la A-353 y llegarás a tu destino.

También, si lo prefieres, puedes ir en autobús desde la estación del Prado de San Sebastián. 

Otra opción sería ir en tren. La estación más cercana es la de Pedrera, que se encuentra a 3,76 kilómetros. Allí tendrías que coger un autobús hasta Gilena.


Cómo moverse

Disfruta de este encantador pueblo paseando por sus calles y visitando sus monumentos más importantes. O si lo prefieres, puedes practicar senderismo o ciclismo en algunas de las rutas que ofrece esta bella localidad.


Razones para visitar

  • Si quieres conocer los vestigios del pasado de Gilena tendrás que visitar la Colección Museográfica de Arte e Historia.
  • Degusta los platos típicos de Gilena, como el conejo al ajillo y la cazuela de habas, elaborados con productos de la zona. 
  • Atrévete subir a la Sierra de Gilena y contemplar las maravillosas vistas desde el mirador de la Acebuchosa.
  • Visita Gilena en Semana Santa para conocer la famosa centuria romana que acompañan las procesiones. 
  • Prueba los mantecados de Gilena, variedad diferente de los de Estepa, crujientes por abajo y tiernos por arriba. Te encantarán. 
  • Si quieres divertirte, asiste a la popular Fiesta de los Tontos, el 28 de diciembre, con verbena y concurso de disfraces. Es la más esperada por los vecinos, quienes preparan sus disfraces con muchos días de antelación. 
  • Conoce la historia romana de Gilena durante el Festival Castra Legionis. Tiene lugar en septiembre y se recrea la vida del ejército romano en la antigua Bética. 
  • Goza de un día de campo en el Manantial del Ojo, donde nace este arroyo. Hay una zona de merenderos y rutas para disfrutar del entorno natural. 


Qué visitar

Empieza tu recorrido por Gilena en la Parroquia de la Inmaculada Concepción. Este templo de origen románico, mandado a construir por los Marqueses de Estepa, alberga en su interior valiosos lienzos, tablas y orfebrería de diferentes épocas. 

Después, dirígete hasta la Plaza Virgen de los Dolores donde podrás entrar en el Museo de Pintura Contemporánea Francisco Maireles Vela, el cual ha sido calificado como el mejor pintor de arte religioso sevillano del siglo XX. 

Y justo en la calle de al lado, tienes la Colección Museográfica de Gilena con restos arqueológicos desde la Prehistoria hasta los visigodos. Aquí aprenderás mucho sobre la historia de la antigua Silex romana. 

Para finalizar, realiza alguna de sus rutas por la Sierra de Gilena. Y si quieres contemplar unas hermosas vistas sube al Mirador de la Acebuchosa. 


Entorno

Gilena se encuentra a unos 107 kilómetros de la capital, situada en la comarca turística de la Sierra Sur. Se encuentra en el valle que rodea el macizo montañoso denominado Sierra de Gilena. Los pueblos más cercanos son Estepa y Pedrera.

Comarca
Sierra Sur
Extensión
52.00 Km²
Altitud
464.00 m
Nº habitantes
3.790
Descargas
Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.