La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

El Madroño

321
3

El Madroño, turismo rural en la Vía de la Plata

El Madroño, uno de los pueblos más pequeños de la provincia de Sevilla, en la Vía de la Plata, es lugar tranquilo y rodeado de naturaleza. Llamado así por la cantidad de madroños que hay en su entorno, aquí se olvida el estrés con el placer de despertar con el sonido de los pájaros al amanecer y disfrutar de un bello entorno. 

Su población apenas alcanza los 400 habitantes, lo que permite que sus costumbres sigan muy arraigadas. Para disfrutar de sus fiestas tienes que vivir las Cruces de Arriba y Abajo o la celebración de la independencia de El Castillo de las Guardas, al que perteneció El Madroño hasta 1921.

Pero lo mejor es su hermoso entorno natural. En esta localidad, a las faldas de la Sierra de Aracena, descubrirás desde grabados rupestres en el Cerro de El Riscal, hasta el Monumento Natural de la Encina de los Perros. Un árbol de enormes dimensiones, cuya sombra alcanza los 600 m2.

La existencia de restos arqueológicos en esta zona de Sierra Morena atestigua el poblamiento humano de sus tierras desde tiempos prehistóricos. La Ruta de la Plata constituía la principal vía de intercambio cultural con los pueblos situados en la meseta peninsular. Los restos prehistóricos hallados en el Cerro de El Riscal, afloramiento rocoso de esquistos situado en las proximidades del casco urbano, presenta unos magníficos grabados rupestres que están considerados como los petroglifos conocidos más importantes de estas características de la provincia de Sevilla.

Tartesios, fenicios y romanos conocían bien las riquezas minerales de las minas de estas tierras, que nunca perderían la vocación agrícola y ganadera de sus habitantes. De la presencia romana se ha encontrado una rica muestra de monedas de la época de Trajano. La población de El Madroño y de las aldeas que aún hoy subsisten no se iniciará hasta la repoblación cristiana, localizados en las inmediaciones de las grandes rutas de comunicación de la época, como el camino que discurría entre Aznalcóllar y Zalamea la Real o de la conocida como vereda de la Carne o de los Camellos, que alcanzaba Aracena.

Ya desde la formación misma de El Castillo de las Guardas, localidad de la que entonces dependía, surgen los primeros aunque tímidos intentos de segregación. Su emancipación no se produciría finalmente hasta 1921, coincidiendo con los años de mayor crecimiento económico y demográfico de la cuenca minera.

De su capacidad administrativa dependen las aldeas de El Álamo, Juan Antón, Juan Gallego y Villagordo.


Cómo llegar

Para ir en coche desde Sevilla, debes tomar por la autovía A-66, la Ruta de la Plata, luego la salida 782 hacia la N-433. Cuando llegues a El Castillo de las Guardas sigue por la A-476 que se une más adelante con la C-421 y llegarás a tu destino.


Cómo moverse

El Madroño es ideal para caminar y disfrutar de su entorno natural. Además de senderismo, puedes llevarte tu bicicleta y descubrir este hermoso enclave. 


Razones para visitar

  • Degusta la exquisita gastronomía local, sobre todo prueba el sopeao y la caldereta de chivo.

  • Haz una ruta por las cuatro aldeas de El Madroño para conocer la historia de este lugar.

  • Visita la Iglesia de San Blas, el patrón de la villa durante su festividad en febrero. Te bendecirán una rosca de pan como a todos los vecinos.

  • No te pierdas el Monumento Natural de la Encina de los Perros. Está a 1.5 km del pueblo y su sombra supera los 600 m2.

  • Disfruta de las fiestas de las Cruces: la de Arriba a mediados de mayo y la de Abajo a principios de junio. Todo un acontecimiento en el pueblo.

  • A poco menos de 2 km de El Madroño, en la ladera más escarpada del Cerro de El Riscal, se encuentran unos grabados rupestres que datan del Bronce Medio.


Qué visitar

En esta localidad puedes visitar la Iglesia de San Blas, que alberga al patrón de la villa. Este templo se ubica en la Plaza de la Constitución, el centro neurálgico del pueblo.

Otro monumento de su patrimonio es la Capilla de las Cruces. En ellas están la Cruz de Arriba, cuya festividad es a mediados de mayo, y la Cruz de Abajo, a principios de agosto. Estas fiestas son muy tradicionales y esperadas por sus vecinos. Además, en las aldeas pertenecientes a El Madroño también se festeja esta devoción a la cruz.

Por último, anímate a realizar alguna ruta senderista por su entorno. Puedes recorrer las cuatro aldeas del municipio o bien ir en busca del Monumento Natural la Encina de los Perros. Está a un 1.5 km, por un camino que no te será difícil recorrer. Espacio natural protegido también son las Grabaciones rupestres de la Cueva del pobre, en el Cerro de El Riscal, pero el acceso es restringido.


Entorno

El Madroño dista 77 km de Sevilla capital. Está situado en las estribaciones de la Sierra de Aracena, dentro de la comarca turística de la Vía de la Plata. Dependen del municipio cuatro aldeas: El Álamo, Juan Antón, Juan Gallego y Villagordo.

Comarca
La Vía de la Plata
Extensión
103.10 Km²
Altitud
357.00 m
Nº habitantes
282
Etiquetas

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.