La provincia de Sevilla

Nuestra provincia

Vida y paisaje en una provincia diversa y monumental

El Castillo de las Guardas

248
2

El Castillo de las Guardas, naturaleza en estado puro

Los alrededores del término son una auténtica fuente de conocimiento para historiadores y arqueólogos. El Castillo de las Guardas acoge numerosos restos de culturas prehistóricas que se asentaron en toda esta franja minera durante el Neolítico y la Edad del Bronce. Uno de los más importantes es la llamada Sepultura o Lapa del Moro, localizada en una finca del municipio, cerca de la carretera que une la población con la aldea de las Cañadillas.

Actualmente, El Castillo de las Guardas es núcleo urbano con un total de diez aldeas: La Alcornocosa, Archidona, Arroyo de la Plata, La Aulaga, Las Cañadillas, El Cañuelo, Las Cortecillas, El Peralejo, Peroamigo, y Valdeflores. Cada una de ellas tiene unas singularidades que la diferencia del resto, aunque todas mantienen como nexo común el Guadiamar, origen de una cultura, historia y tradiciones comunes.

Todavía en el entorno del término, además de las aldeas y otros pequeños núcleos diseminados, encontramos la ribera del Guadiamar a poca distancia del casco urbano. El río, que tiene aquí su nacimiento, es el auténtico protagonista de la zona, ya que gracias a él hubo asentamientos de diferentes culturas que buscaron en sus fértiles tierras un lugar para vivir.

Visitar El Castillo de las Guardas es adentrarte en un paraje natural excepcional, poblado desde el megalítico, y en un entorno incomparable. Como se ha mencionado, es un núcleo urbano compuesto por diez aldeas, cada una con su idiosincrasia, pero con un eje común: el Guadiamar.  En una de ellas, verás el  nacimiento del río, muy popular entre los rocieros que cada año cruzan su vado a la altura de Aznalcázar. Merece la pena hacer una ruta por estas aldeas y descubrir tanto sus tesoros históricos como naturales.

El paisaje de El Castillo de las Guardas también lo embellecen sus extensas dehesas. En ellas pastan los toros de lidia de las grandes ganaderías españolas. Unas fincas de gran tradición en esta localidad, interesantes de visitar.

Aunque el lugar más famoso es la Reserva Natural del Castillo de las Guardas, uno de los parques de animales más espectaculares de Europa. Ubicado cerca de la antigua mina del pueblo, cuenta con más de 100 especies en régimen de semi-libertad. Aquí podrás jugar al paintball y competir en kart, además de practicar otros deportes de multiaventura.

Pero si algo caracteriza a El Castillo de las Guardas es sin duda su recinto fortificado, el que le dio su nombre tras la conquista cristiana. Esta localidad fue un punto estratégico de vigilancia en la Vía de la Plata. Algo que entenderás cuando disfrutes de las impresionantes vistas desde lo alto del Mirador del Cerro del Castillo. Pasea también por su centro urbano y descubre su coqueto patrimonio cultural. Y, por último, goza de su exquisita gastronomía, en la que destacan las chacinas y el jamón ibérico, así como el plato típico, la gandinga. 

No te pierdas este hermoso pueblo del Corredor de la Plata y siente la naturaleza en estado puro.


Cómo llegar

Para ir en coche desde Sevilla debes conducir por la autovía de la Ruta de la Plata, la A-66. Toma la salida 782 hacia la carretera N-433 en dirección a El Garrobo. Después enlaza con la A-433 hasta llegar a El Castillo de las Guardas. 

Esta localidad no cuenta con estación de tren. Sin embargo, desde la estación de Plaza de Armas de la capital puedes coger el autobús.


Cómo moverse

Pasea por las calles para disfrutar de su patrimonio monumental. También hay diferentes rutas senderistas en las que descubrir su paraje natural y sus aldeas. En la Reserva Natural del Castillo de las Guardas tienes un tren turístico en el que desplazarte por todas sus instalaciones.


Razones para visitar

  • Sube al Mirador del Cerro del Castillo para disfrutar de unas impresionantes vistas.

  • Haz una visita guiada por alguna ganadería brava y contempla de cerca los toros de lidia.

  • Si te apasiona la bicicleta de montaña, anímate a practicar tu deporte en el paraje natural de esta localidad.

  • Disfruta de un día entre animales en la Reserva Natural del Castillo de las Guardas.

  • Practica escalada, piragüismo u otros deportes emocionantes.

  • Prueba el plato de gandinga, el más tradicional del pueblo. Lleva hígado de cerdo.

  • Visita el pueblo en Navidad. Además de estar muy hermoso, te encantará su Belén Viviente en el cerro del Castillo.

  • No te pierdas la ruta por las aldeas de esta localidad, verás dólmenes y el nacimiento del río Guadiamar.


Qué visitar

Comienza tu visita por El Castillo de las Guardas en la Plaza del Llano, donde se ubica el Ayuntamiento y el templo principal, la iglesia de San Juan Bautista. Recibe el nombre del patrón de la villa y está levantada sobre los restos de un cementerio y mezquita árabe. Tiene aspecto de fortaleza, siendo una de las pocas iglesias con esta apariencia de la provincia.

Dirígete hacia los restos del antiguo Castillo, al cual la localidad debe su nombre. Su torreón servía para controlar el paso del mineral que pasaba desde las Minas de Río Tinto al puerto de Sevilla. Desde el Mirador del Cerro del Castillo podrás apreciar el paisaje de dehesas y el río Guadiamar. Otro edificio interesante es la plaza de toros. La peculiaridad de esta es su graderío, que solo se alza sobre una parte. Debido a la tradición ganadera del toro de lidia de este pueblo existe una gran afición taurina entre su población.

Paseando por las calles te encontrarás con la Fuente Abrevadero, un emblema del municipio. Su agua procede de un manantial que se encuentra a unos 300 metros. Ha sido durante siglos el punto de reunión de los vecinos, además se ha restaurado el antiguo lavadero.

Ahora sigue descubriendo esta localidad visitando sus aldeas. Por ejemplo, en La Alcornocosa verás la Ermita de San Antonio de Padua. Mientras que en Valdeflores tienes el nacimiento del río Guadiamar. Pero si quieres conocer los orígenes de la zona, debes ir a Las Cañadillas para ver el Dolmen llamado Lapa del Moro. Un túmulo funerario datado en la Edad de Bronce.

Para terminar, disfruta de los animales en la Reserva Natural del Castillo de las Guardas y de las numerosas actividades de multiaventura que te ofrece. Un parque único en nuestra provincia.


Entorno

El Castillo de las Guardas está a unos 56 km de Sevilla, en la comarca turística de la Vía de la Plata. El pueblo está situado en las primeras estribaciones de la Sierra Morena Sevillana y su paraje natural lo baña el río Guadiamar. Pertenecen a su término municipal diez aldeas: La Alcornocosa, Archidona, Arroyo de la Plata, La Aulaga, Las Cañadillas, El Cañuelo, Las Cortecillas, El Peralejo, Peroamigo y Valdeflores. En esta última nace el Guadiamar.

Comarca
La Vía de la Plata
Extensión
259.10 Km²
Altitud
349.00 m
Nº habitantes
1.439

0 comentarios

Nuevo comentario

Los comentarios son moderados, así que tardan un tiempo en aparecer. Si contienen lenguaje ofensivo no serán publicados.